ANILLO EXTREM, PICOS DE EUROPA






Los Picos de Europa son un macizo montañoso localizado en el norte de España que pertenece a la parte central de la cordillera Cantábrica. En la actualidad el Parque nacional de los Picos de Europa constituye el segundo parque nacional más visitado de España.
Esta formación se extiende por Cantabria, León y el Principado de Asturias, y en ella destacan sus alturas, en muchos casos por encima de los 2500 m. A esta característica le sumamos la proximidad con el mar Cantábrico, ya que  apenas distan 15 kilómetros. 


Los Picos de Europa están divididos en tres macizos: el macizo Occidental o Cornión, el macizo Central o de los Urrieles, y el macizo Oriental o de Ándara.

Las mayores alturas se encuentran en el macizo de los Urrieles, que pasa por ser el más agreste de los tres, pues catorce de sus cimas superan los 2600 m de altitud, con la Torre Cerredo, de 2650 m,​ como techo de estas montañas y tercer máximo de toda la península ibérica, después de Sierra Nevada y los Pirineos. 
Otra montaña que forma parte de este macizo es el Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu, de gran importancia histórica en el alpinismo español. Fue conquistado por primera vez el 5 de agosto de 1904, por Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa, y su compañero de cordada y guía Gregorio Pérez Demaría el cainejo, pastor natural de Caín de Valdeón, ascensión que se considera como el nacimiento del alpinismo en España.

En el macizo Occidental o Cornión, llamado así por la forma de cuerno que ofrece su silueta al ser visto desde el oeste, destaca la Peña Santa, que con sus 2596 m de altitud supera en 110 m a la siguiente cima de este macizo, la Torre de Santa María o Torre Santa de Enol. Por estas dos montañas, la Peña Santa y la Torre Santa, este macizo se conoce asimismo como el de las Peñas Santas.

El macizo Oriental, también llamado de Ándara por estar en él el circo del mismo nombre, es el más modesto de los tres, tanto en altura (su techo, la Morra de Lechugales, alcanza los 2444 m de altitud) como en verticalidades.
Una vez presenta esta impresionante montaña, proponemos una exigente y técnica travesía que recorre el macizo Occidental y el Central. Existe una propuesta organizada por los refugios de la zona en la cual se recorre el Anillo Extrem, realizando una circular en nuestro caso de 5 días por estos dos macizos. La vuelta completa supone algunos días más y por motivos de tiempo hemos descartado esta última opción. 
Las tres modalidades del Anillo de Picos que se proponen son:  la primera de ellas se conoce como "El Anillo Vindio" que abarca el macizo Occidental, la segunda "El Anillo Extrem" que además del Occidental, sería también el Central y por último "El Anillo Tres macizos" que serían los tres: Occidental, Central y Oriental.
A modo de resumen comentar que es una travesía exigente por los desniveles tan agresivos que nos encontramos y a ello debemos sumarle el tipo de roca que junto a la climatología tan cambiante en la zona hace de este tipo de travesías una de las más exigente de nuestro país. Encontraremos muchos pasos donde debemos trepar, des-trepar, pasos asistidos con cuerdas o cadenas y varios terrenos de roca descompuesta sin senda evidente. Estas por supuesto son las advertencias de lo que nos encontraremos, pero también disfrutaremos de montaña en estado puro, poco frecuentada, con cientos de cimas verticales a nuestro alrededor que hacen las delicias de los montañeros experimentados. 


FICHA TÉCNICA:

FECHA: 22-26-SEPTIEMBRE 2018
DISTANCIATotal de la ruta:  93  km (La organización pone 89, pero nosotros nos salen 93 km). Tenemos un extra por la ampliación de la ruta para pernoctar en lagos de Enol.
Jornada 1:24.5 km
Jornada 2: 24.8 km
Jornada 3: 18.2 km
Jornada 4: 9.5 km
Jornada 5: 15.7 km
DURACIÓN: 37:00  horas tiempo total
Jornada 1: 8:28, en movimiento: 6:16 horas
Jornada 2: 8:04 en movimiento: 6:37 horas
Jornada 3: 6:49 en movimiento: 5:00 horas
Jornada 4: 6:05 en movimiento: 4:08 horas
Jornada 5: 6:15 en movimiento: 4:58 horas
MODALIDAD:  Senderismo Alta Montaña
TIPO DE RECORRIDO:  Ruta circular.
DIFICULTAD FÍSICA: Alta.  Jornadas largas y con gran desnivel.
DIFICULTAD TÉCNICA:  Alta, Casi todas las jornadas presentan pasos aéreos con trepadas  y des-trepes.
ORIENTACIÓN:  La ruta no está marcada como tal, así que seguiremos diferentes pr o senderos marcados. Pero es fundamental el uso de gps y mapa. Son montañas donde el tiempo cambia rápidamente y la niebla hace acto de presencia. Este es otro punto importante que marca la dificultad de la travesía.


TIPO DE VÍA:  Pequeñas sendas, trepadas, pasos con roca, pasos sin senda, asfalto  y  pista de tierra.
ÉPOCA APROPIADA: Verano y Otoño. Esta zona en invierno está con nieve y algunos refugios cierran. Y por supuesto con nieve la ruta sube de dificultad considerablemente.
EQUIPO NECESARIO: Zapatillas y ropa de montaña, bastones de tretking, algo de comida y agua. A lo largo de la ruta aprovechamos los refugios  para comer y beber. En nuestro caso llevamos cargada la comida necesaria para pasar el día. Las cenas en los albergues. Pasaremos por algún pueblo como Posada de Valdeón donde podemos comprar comida o alguna cosa necesaria.
LA RUTA: Descárgate la ruta para gps en wikiloc:

RUTA FOTOGRÁFICA: Mírame
INFORMACIÓN:  Aquí os dejo la web de la organización.

REFUGIOS:

DESNIVEL POSITIVO: El total de la travesía cuenta con  7000 metros acumulados de desnivel.

Joranda 1: 127 - 1647 m. Acumulado positivo: 1828m. - acumulado negativo 954 m.



 Joranda 2: 1059 - 2128  m. Acumulado positivo: 1628 m. - acumulado negativo 1406 m.





 Joranda 3:  849 - 2051 m. Acumulado positivo: 1594m. - acumulado negativo 906 m.





Joranda 4:  1949 - 2376  m. Acumulado positivo: 756m. - acumulado negativo 851 m.


Joranda 5:  222 - 2272 m. Acumulado positivo: 536m. - acumulado negativo 2261 m.



INICIO DE LA RUTA: La ruta se puede comenzar desde varios puntos: Sotres, Posada de Valdeón, Fuente Dé y como en nuestro caso desde Poncebos. En nuestro caso hemos valorado la disponibilidad de los refugios, algunos como el de collado Jermoso o Urriellu los fines de semana suelen estar completos. Lo bueno de nuestro inicio es que los primeros kilómetros los realizamos por la impresionante ruta del Cares. Para llegar a Poncebos hemos subido hasta la población de Arenas de Cabrales y desde aquí ya vemos las indicaciones hacia las ruta del Cares y el funicular de Bulnes. Aquí encontramos un aparcamiento donde comenzamos la travesía.





CRÓNICA:

Desde hace unos años parece que faltaba en mi carnet de montañero una visita ineludible, un hueco sin marcar al que año tras año dejaba escondido en el olvido. Los picos de Europa con sus cientos de ascensiones, refugios y rincones por visitar quedaban siempre pendientes a disponer de tiempo, compañeros o cualquiera de las excusas que se me ocurrieran. Pues finalmente hemos conseguido hacer una primera visitar a este impresionante lugar. Que mejor que la circular de cinco días que proponemos. Una toma de contacto por todo lo alto donde pasamos por los refugios míticos de estas montañas y muy cerca de sus verticales cimas. Al final de esta ruta queda un pensamiento grabado a fuego, el próximo año volvemos a por alguna de las cimas míticas.
Mientras tanto comparto un recorrido exigente, con diferentes panorámicas y una toma de contacto con la montaña que ha dejado en Josemi y el que les escribe un muy buen sabor de boca. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros.

JORNADA 1 PONCEBOS - REFUGIO VEGA DE ARIU - REFUGIO ENOL  8:27 HORAS



Comenzamos esta impresionante travesía y que mejor forma que hacer la ruta del Cares (Poncebos- Caín). Salimos del aparcamiento del funicular y el primer tramo tenemos casi dos kilómetros de asfalto, pasando por la misma puerta del Hostal Poncebos. Perfecto tramo para calentar.


Llegamos a la caseta de información turística y nos encontramos el indicador que nos desvía hacia la derecha para tomar la senda talla del cañón.


Comienza la subida, tenemos unos trecientos metros de desnivel de subida hasta llegar al collao. Tenemos un buen tramo de subida que nos sirve para subir un poco  el pulso y entrar en calor. Nos esperan muchos kilómetros y nos lo tomamos con calma.


Nada más pasar esta buena subida, entramo en el tramo escavado en la roca, y nos aparecen alguna de las típicas estampas del cañón. Ciertamente es in-evitable no parar para hacer cientos de fotos.


Siempre el río Cares como protagonista principal.


Llevamos unos 10 km y nos queda poco para Caín, es importante ir atentos ya que en este punto, justo antes de cruzar el puente de Bolín debemos abandonar la ruta del Cares para conocer de primera mano la canal de Trea.



No tengo muy claro sí es porque ha sido la primera, si nos ha pillado algo fríos o simplemente por que es muy dura, es una de las subidas claves de la ruta. Una primera parte de subida por zona boscosa con un final de fiesta espectacular.
Hablamos de algo menos de 4 km y unos 1300 metros de subida constante y sin descanso.


Conforme ascendemos la vegetación queda atrás y vemos la roca pelada que hace acto de presencia.


Lo que no podemos evitar es  sacar la camara y tomar alguna de las fotos más impresionantes de la jornada, a nuestra espalda todo el macizo central se hace protagonista.


En mitad de la subida encontramos un pequeño manantial, el agua es un bien muy escaso en Picos y es importante planificar muy bien cuanta llevamos y donde podemos recargar.


Continuamos la ascensión de frente tenemos esta impresionante mole de roca. A  nuestra derecha sale una pequeña senda que bordea el peñón y asciende el último tramo de la canal.


Último tramo hasta llegar a un precioso collao donde por fin el terreno amansa considerablemente.


Una parada para comer algo y reparar fuerzas, ahora todo el macizo central toma el protagonismo y nos deja casi sin palabras. 


Comenzamos una agradable bajada en dirección a la pared rocosa situada a nuestro frente. Nos queda una pequeña subida y alguna trepada fácil para asomarnos a la vega donde se sitúa el refugio.


Este tramo señalizado con puntos amarillos no presenta mayor complicación. La roca seca agarra muy bien.

Al fondo y rodeado de vacas se encuentra este colorido refugio.


Son casi la una del medio día y ya llevamos casí 18 km y  1500 metros de desnivel acumulado. Por tanto nos hemos ganado una buena parada para comer algo. Este refugio es muy agradable y nos han puesto un enorme plato de ternera guisada con arroz. No quiero contar como nos ha sentado.


Sobre todo con estas imágenes de fondo.


Paramos unos cuarenta minutos y ahora con el estomago lleno re-emprendemos la marcha. Tenemos que subir un pequeño collao donde se encuentra la mesa de orientación del Jitu.


Desde este punto y con senda muy buena tenemos un enorme valle que vamos a descender cómoda mente en dirección a los lagos de Covadonga.
Aquí tenemos dos opciones, la primera seguir  la primera ruta propuesta por la organización que discurre por la Vega de Aliseda, este es un tramo sin senda evidente y de carácter más técnico. No es recomendable con lluvia y niebla. La segunda es seguir la senda de bajada hacia los lagos.
En nuestro caso hemos optado por esta opción, es algo más larga, aunque en cuanto a tiempo lleva poco más. Pero la causa principal por la que hemos elegido la opción más sencilla la tenemos en los refugios, que al ser sábado tan solo estaba libre el de Enol. Aunque tengo que decir que merece la pena dormir en los lagos. Tanto el atardecer como su amanecer son únicos.


Continuamos con la descripción de la ruta. En el collao donde encontramos la mesa de indicaciones, tenemos la opción de la cima del Jultayu, esta cima parece muy popular y bastante asequible.


Ahora sin pérdida y siguiendo el pr 4 nos lleva en agradable senda y descenso hacia los lagos. Está muy bien señalizado.


A lo largo de la bajada veremos muchas granjas y ganado pastando. Finalmente se descubren ante nosotros el lago de la Ercina.  Creo que es una de las estampas más bonitas de picos. Yo ya hace unos años que estuve por aquí pero no recordaba esta zona tan bella.


La senda baja hasta los lagos y nos lleva hasta la pista que los cruza. Aquí hay un par de bares por si tenemos que comprar o comer algo.
En nuestro caso nos queda algo menos de 2 kilómetros hasta el refugio.


Cruzamos por medio de los dos lagos y como no, en el mirador entre lagos nos hacemos alguna foto.
Esta parte está muy concurrida, es uno de los puntos más turísticos de Asturias.


Aunque siempre queda algún hueco para hacer buenas fotos.


Nada más cruzar el lago de Enol, tomamos una pequeña senda que nos evita el asfalto hasta llegar al refugio.


Este se esconde a la espalda del lago. Está bastante apartado y es muy tranquilo. No tiene nada que ver con los restaurantes tan concurridos.



Dejaré algún comentario-opinión de cada refugio. Este es un sitio muy agradable con agua caliente para ducha, habitaciones limpias y sobre todo un trato muy especial por parte de su guarda. Guillermo nos a aconsejado muy bien, junto a unas buenas clases de historia y tradición de la zona. Sitio muy recomendable para pernoctar y disfrutar de un día tranquilo. A pocos metros en una pequeña loma situada en frente del refugio tenemos hasta cobertura móvil. 

JORNADA 2 REF.  ENOL - REFUGIO VEGAREDONDA - REFUGIO VEGABAÑO 8:06 HORAS



Segunda jornada, el cuerpo ha descansado bien y junto a los huevos fritos con patatas de la noche anterior hemos repuesto energía. El primer tramo discurre por pista en ligera subida. Muy agradable ideal para calentar.

La pista nos lleva hacia el mirador del Rey.  Nosotros poco antes de llegar giramos a la izquierda en dirección a una zona de aparcamiento. Esta es la Cabaña de Pastores. Hasta aquí, que se puede circular en coche, parte la ruta hacia el refugio de Vegaredonda.


Aquí tomamos el pr 5 que nos lleva al refugio. Veremos una pequeña fuente.


La subida es muy agradable y progresiva. Los pastos y el ganado son los protagonistas de la zona.


La ascensión es cómodo y muy agradable.


En algo menos de dos horas vemos el refugio y la primera parada del día.


Alguno de los postes indicativos.


Y por fin el refugio y la primera parada de la jornada. Sellamos y nos informamos de lo que nos queda. El guarda nos dice que tenemos unos 8-10 horas hasta Vegabaño. Nos hemos quedado helados.
Ciertamente nos queda una jornada dura, ya que es un terreno sin senda evidente, alpino y donde el avanzar es lento. Así que planificar muy bien, sobre todo con el agua, solo hay un par de sitio para reponer.

Según el guarda tenemos unas dos horas hasta fuente Prieta, con buena senda y desde aquí comienza la ruta de alta montaña. Ciertamente no se equivocaba.


Pasamos a pocos metros el antiguo refugio de Vegaredonda. Y continuamos la ascensión. La senda bien definida continua ascendiendo.

Las ascensión nos lleva hasta el Collado de la Mazada.  La ruta bordea el impresionante Porru bolu. Una inmensa mole de roca.



Encontramos alguna señalización hacia el refugio de Vegahuerta.


Nos sentimos vigilados por los habitantes de estas rocas, los rebecos vigilan nuestros pasos por sus tierras.

Ciertamente llegamos hasta un  pequeño vivac y a pocos metros está un mini-manantial por donde fluye un hilo de agua. Fuente Prieta.


Bajamos a la fuente y desde este punto nos adentramos en terrenos rocosos de alta montaña.


Ahora las marcas amarillas y el gps son nuestros guías.



Todo este terreno verde pasa a ser de roca gris y nos aventuramos bajo las torres de en medio, la torrezuela y el torco en un inmenso mundo de caliza a través del jou de las Pozas. 


Encontramos todavía alguna lengua de nieve aunque no hemos tenido que cruzarla.


Un impresionante circo con el Jou de la Pozas como protagonista. Y un buen tramo para escapar de este caos de roca. Los trepes y des-trepes se suceden para poder recorrer esta zona árida.



Nos sentimos pequeños a los pies de la Peña Santa. La ruta nos lleva a un escape por donde llegamos a un pequeño collado, el de Urrieles donde se esconde bajo este el refugio no guardado de Vegahuerta.



Cuando llegas al collao piensas que el refugio no está. Se encuentra escondido a sus pies.


Este es uno de los refugios de aproximación para la peña Santa. Nosotros hacemos un descanso .
Otra cosa importante es reponer agua. Llevamos unas tres horas desde Vegarredonda y nos quedan al menos otras tantas para llegar a Vegabaño.


Bajamos unos metros para reponer agua. Y volvemos a ascender al collao. Aquí tenemos que estar atentos para escoger el camino adecuado. Hay varias sendas que pueden prestar a equivocación.


Seguimos ahora senda mucho más agradable y definida en dirección a la vertical bajada del Mulo y del Perro.


Situados en la parte alta, vemos una impresionante bajada en primer tramo por senda entre pedrera para llegar al collao del Fraile.


Ciertamente parece mucho más técnico de lo que luego supone. Eso sí es necesario tener experiencia en este tipo de bajada.


La senda se desvía hacia el lado izquierdo en busca del collao del Fraile que vemos al fondo de la foto inferior.


Aquí nos entra durante unos minutos la niebla que se apodera del terreno en pocos minutos.


La ruta ya está bastante señalizada, tan solo nos queda bajar una pequeña senda por terreno muy curioso por el color negro hasta la entrada del bosque.


La niebla como vino se marchó. Y al fondo vemos la entrada al bosque de hayas que rodean el refugio.

Este tramo es de una belleza muy especial, yo tengo gran debilidad por los bosques y este entra a formar parte de uno de mis favoritos.


En la bajada por senda vemos alguna fuente. Esta discurre pegado a una pequeña cascada que alimenta al río Dobra.

Y de repente el "Súper" hayón de Vegabaño. ciertamente es impresionante.


Cruzamos el río y ahora nos queda continuar por una pequeña senda que discurre cerca del mismo en busca de un enorme prado verde.


Al fondo ya vemos el refugio aunque tenemos que rodear la cancela que guarda el ganado.


y final mente llegamos al refugio. Algo más de 8 horas nos ha llevado el recorrido completo. Esta es una de las rutas más exigente de la travesía.


Como premio un precioso y acogedor refugio donde nos han tratado de maravilla. Cocina casera, muy abundante y un ambiente familiar que hace del sitio un lugar mágico (al igual que el bosque que lo rodea).


Ducha caliente y todos los servicios, perfectamente atendidos por la familia que guarda el refugio. Un sitio para ir en familia y disfrutar de un ambiente único.




JORNADA 3  REFUGIO VEGABAÑO - POSADA DE VALDEÓN - REFUGIO JERMOSO  6:46 HORAS

Comenzamos la tercera jornada, nos levantamos muy cargados de energía, después de la copiosa cena del día anterior, hoy tenemos energía a raudales.  Aunque las previsiones del tiempo para hoy no son las mejores. Veremos como se desarrolla el día. De momento la niebla y una lluvia fina nos acompaña en la primera parte del recorrido.




Este primer tramo es muy agradable, discurre por un precioso hayedo que de forma ascendente y progresiva nos lleva hasta el puerto de Dobres.


Los guardas del refugio han realizado una preciosa señalización para salir del bosque, siempre dejando su toque personal.


Primer tramo de bosque siguiendo una agradable pista.


Creo que si me pidieran que dibujara un bosque mágico con duende y hadas este sería el que dibujaría.


Una vez en el collao tenemos una bajada exigente por senda que nos lleva hasta la pista que baja al pueblo de Caldevilla de Valdeón. Este tramo con agua es un poco resbaladizo, pero no presenta mayor complicación.

Una vez en la pista el recorrido ya no presenta complicación, es una bajada agradable hasta llegar a la zona urbana.


Eso sí, antes nos encontramos con este rebaño de vacas que nos impiden el paso.


Una vez en el pueblo tenemos unos 6 kilómetros de camino urbano, pasamos por los pueblos de Soto y Posada de Valdeón.

Es un tramo agradable donde podemos comprar algo de comida, reponer agua y parar en algún bar por si queremos tomar algo caliente. 


Nosotros hemos parado en la panadería de Posada para comprar alguna cosa.


Ahora nos queda la bajada hasta el pueblo de Cordiñales. Este tramo discurre por asfalto. Aunque creo que hay una senda que discurre cerca del río.


A la entrada del pueblo tenemos una buena fuente para reponer agua.


Último pueblo, Cordiñales, antes de iniciar  el tramo más exigente de la jornada


 Aquí nos encontramos en la parte alta del pueblo las señales hacia Collao Jermoso. Nos esperan unas tres horas de subida hasta el refugio con algo más de 1200 metros acumulados de subida. A ello le sumamos varios pasos de trepadas, zonas con un componente aéreo importante y terreno algo resbaladizo. Lo que se dice una plato fuerte de la jornada tercera.


Comenzamos ascendiendo por una agradable pista en dirección a la pared. Aquí nos encontramos el primer plato.



Una vez en la pared, la senda discurre aérea pegada a una pequeña cornisa asegurada por una maroma. Esta zona se la conoce como la "Rienda de Sotín".

Encontraremos pasos tallados en la roca, y aunque parece muy aérea, la maroma y los escalones dan bastante seguridad.


En la foto inferior queda una buena panorámica de lo que nos encontraremos. Nada más rodear esta peña nos encontramos con el magnífico hayedo de Sotín.


Algunos detalles de las escaleras.



Unos metros de subida hasta cruzar el bosque para tomar la canal de Sotín.


Llegaremos al collao del mismo nombre, donde la niebla hace acto de presencia. Desde este punto comienza el tramo más exigente y técnico.


La senda ahora discurre entre piedras, sendas aéreas y algo de terreno resbaladizo en busca del angosto que nos permite el acceso al impresionante sitio donde se encuentra el refugio.


La senda no presenta dificultad para seguir pero sí requiere tranquilidad por el terreno.


 Una vez situados en la base del congosto iniciamos la subida, siguiendo hitos de piedra que nos lleva por las trepadas más sencilla y ascender hasta la parte alta.


Alguna de las trepadas que si bien no son difíciles requiere de tranquilidad y estar acostumbrados. No es un tramo muy sencillo.

Finalmente el roquedo se convierte en tramo de piedra suelta y aunque no se divisa el refugio hasta que no estás en la misma puerta este queda ya a pocos metros.


Finalmente y después de un buen tramo de subida llegamos a uno de los refugios más bonitos y mejor situados de los Picos de Europa.
A ello se le suma el buen royo de los guardas y trabajadores del refugio, hace que se esté aquí como en casa.


Una de las normas que tiene este refugio es que la cena comienza en función del atardecer. Aquí se para todo el mundo unos minutos antes de la puesta del sol y todo el mundo, trabajadores incluidos se suben a un pequeño collao para disfrutar de este impresionante momento.


Aquí dejo un para de fotos de este fantástico momento.  Todo lo sufrido, lo escalado, lo recorrido merece la pena por este momento.


Una magnífica tarde entre buena gente y una cena magnífica. Este refugio merece mucho la pena. 



JORNADA 4  REFUGIO JERMOSO - CABAÑA VERÓNICA - REFUGIO URRIELLU  5:46 HORAS




Nunca me había pasado antes el pasar la noche solos en el refugio. La verdad es que todo está muy bien cuidado, colchones y mantas nuevas y lo más importante, en constante renovación. Ya sé que no paro de decir cosas buenas de este sitio pero cuando lo vale hay que felicitarlo.

En definitiva comenzamos a caminar sobre las ocho de la mañana, tenemos una jornada corta aunque con un tramo bastante exigente y técnico.


Dejamos el refugio a nuestra espalda y tomamos una pequeña senda que discurre a media ladera en dirección a las colladinas.
Antes de adentrarnos en estas tierras áridas a los pies de las grandes cimas, como el Llambrión y la Torre Blanca,  echamos una mirada atrás para ver a lo lejos el refugio y el cruce hacia el Tiro Callejo, subida hacia la cima del Llambrión y que ahí queda para la próxima.

Esta opción que seguimos para llegar a la Cabaña Verónica es más sencilla aunque no deja de tener su dificultad.


Las cabras nos vigilan en nuestro paso, esta zona está muy tranquila y poco frecuentada. Las colladinas suponen tres pequeños collados que debemos superar sin perder demasiada altura. Este tramo es agradable y sin complicación.


Finalmente al fondo divisamos el Tiro Casares, collado que nos da acceso al enorme caos de piedras, roca y terreno árido que nos acerca a la cabaña Verónica.


En nuestro caso llevábamos una primera idea que consistía en la subida a la Torre Blanca, finalmente y por diversos motivos hemos descartado esta opción.
Cruzamos el Jou Sengros, un enorme caos de rocas que debemos superar siguiendo puntos rojos de marcación e hitos. Un tramo exigente hasta cruzar la cresta que da acceso a la Torre Blanca.
Desde este punto no queda mucha distancia hasta divisar al fondo la curiosa Cabaña Verónica. 



Una estrecha arista nos deja a pocos metros del refugio, donde paramos para hacernos unas fotos y tomar un refrigerio.

Este es uno de los refugios más pequeños y extremos de Picos y curiosamente está guardado. Así que se puede pernoctar y comer. La única pega es que no hay fuente próxima y el agua aquí es un bien escaso y como tal hay que pagarlo a precio de “Moet”.


Es muy curiosa el acceso al refugio. Desde esta parte de la montaña no es un simple paseo, ya puedo dar buena fe.


Hasta este punto en poco más de dos horas y media estamos preparados para la segunda parte, llegar al refugio de Urriellu.


Dejamos el refugio y tomamos una pequeña senda ahora bien definida que asciende unos metros hasta los Horcados Rojos, un pequeño collao que sirve perfecto mirador hacia el Hou de los boches, una enorme depresión donde podemos observar en uno de sus lados la senda que debemos seguir.



El problema viene en cómo hay que bajar hasta esta senda. Pues tenemos una vertiginosa senda que discurre pegada a una impresionante pared vertical. Esta bajada afortunada mente está asistida por un cable de acero protegido por una goma.

Una bajada larga donde debemos extremar las precauciones ya que un resbalón puede ser muy desafortunado. Este es un sitio a tener un cuenta con lluvia, ya que pasa a ser bastante complicado y con mucho riesgo.


Ahí os dejo una panorámica del Jou.


Una vez superado este tramo de los “horcajos rojos” cruzamos la senda del Hou en dirección al  collao  los Boches que nos da acceso al siguiente Hou,  “Sin Terre”. Casi calcados seguimos una senda lateral que nos lleva hasta el collao del mismo nombre . Ahora nos queda una suave y agradable bajada hasta el refugio. 



Es impresionante esta zona, a ello se suma que no había nadie, las sensaciones son impresionantes.


Al fondo ya podemos ver la impresionante mole del Urriellu.


Continuamos no sin antes hacernos cientos de fotos  con el Pico Urriellu a nuestra espalda. Una impresionante mole de roca que espero algún día poder subir. Eso sí por su vertiente más sencilla.



En este refugio tenemos agua y una disciplina férrea, imagino por la cantidad de escaladores y montañeros que se juntan por estas tierras.
Al contrario que la cabaña Verónica este es uno de los más grandes de Picos  aunque presenta un buen estado. 
A pocos metros del refugio al lado de una enorme roca redonda se puede encontrar algo de cobertura. 



JORNADA 5  REFUGIO URRIELLU - REFUGIO CABRONES - PONCEBOS  6:16 HORAS



Última jornada de la travesía, lo cierto que las piernas y el cuerpo en general se encuentra en buen estado. No estamos muy castigados. Para esta jornada hemos madrugado un poco más, sobre las siete ya estamos desayunando y a las siete y media con el frontal puesto comenzamos la jornada.


El primer reto del día es superar una infranqueable mole de roca, que permite cruzar la por el paso de "los cazadores".  Todo el recorrido está bien definido, sobre todo el primer tramo, hasta llegar al último tramo donde tenemos algún pasito aéreo y alguna trepada.


No me canso de repetir que esta zona es bastante técnica y que con lluvia la dificultad aumenta considerablemente. Aquí dejo una perspectiva de la trepada para llegar al paso de los cazadores.


Una pequeña parada para hacer fotos y por supuesto, ver como los primeros rayos de sol calientan el pico Urriellu.


A partir de este momento nos adentramos por un enorme caos de roca que se adentra a la sombra de cimas tan importantes como la Torre Cerredo o el pico Cabrones.


Iniciamos una bajada por terreno algo suelto para cruzar el "jou Cabrones".


A lo largo del recorrido encontraremos algún paso bastante resbaladizo, como alguna pequeña destrepada.

finalmente en unas dos horas hemos llegado al refugio Cabrones, situado a los pies del pico del mismo nombre.


Este es un pequeño refugio guardado, aunque es bastante pequeño y con muy pocas comodidades.
Aunque está situado en un lugar privilegiado para subir a la torre Cerredo y al pico Cabrones.


Nuestro camino nos lleva hacia el Collao de Amuesa, aunque nos quedan salir de este impresionante circo de roca. Para ello debemos superar varios pasos asegurados con cuerda y algún pasito aéreo.


 Un tramo delicado, donde debemos ir con precaución y asegurando bien los pasos.


El lapiaz es protagonista de algunos pasos. Por este motivo es fundamental llevar zapatillas o bota con suela rígida.

Finalmente y después de casi otras dos horas de bajada por terreno incómodo vemos al fondo el murallón de Amuesa y las campas verdes a sus pies. 


Ahora seguimos una agradable senda entre prado verde que nos lleva hasta el inicio de la canal de Amuesa.

Penúltima canal de bajada para llegar al precioso pueblo de Bulnes.
Una fuerte bajada de algo más de mil metros de desnivel que nos deja en los prados previos al pueblo.
No me quiero imaginar la subida hasta el refugio Cabrones con casi dos mil metros de desnivel acumulado de subida. Aunque nuestras piernas han sentido los efectos de la bajada.


Finalmente entramos en el pueblo, en la parte alta, más concretamente. Una parada para tomar algo y finalmente decidimos dar una vuelta por la parte bajada del pueblo. Aquí se encuentran los restaurantes, la iglesia y la entrada del funicular.


Ahora ya solo nos queda un agradable paseo entre pastos, huertas y preciosas casas de piedra.


Cruzamos el pueblo en busca de la bajada hacia Poncebos.


Pasamos por la puerta del funicular en busca de la entrada a la canal de Texu.


Nos queda algo menos de 45 minutos de bajada siguiendo una agradable senda que discurre pegada al río. En alguna parte de este encontramos pozas que nos invitan a refrescar nuestros  pies.


Cruzamos el primer puente sobre el río.


Y finalmente el del río Cares que nos deja justo en la carretera de comienzo a pocos metros de la entrada de la ruta del Cares.


Algo más de dos kilómetros de regreso al aparcamiento junto al funicular.


A  modo de resumen comentar que ha sido una travesía espectacular, dura por el terreno y la verticalidad del mismo y desde mi opinión apta para  senderistas experimentados y con ganas de sensaciones fuertes.
Espero que la disfrutéis tanto como nosotros y ya cuento los días para volver el próximo año.





DÓNDE COMER EN CABRALES:


Aquí os dejo una propuesta para comer en el Restaurante Cabrales donde degustar buen queso y por supuesto la fabada típica.

QUÉ VISITAR:

En nuestro caso no hemos perdido la ocasión de visitar el santuario de Covadonga. Un precioso rincón que guarda una parte muy importante de nuestra historia moderna. 

Posts Relacionados

ANILLO EXTREM, PICOS DE EUROPA
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.