martes, septiembre 15

LOS CHARCOS DE QUESA, VALENCIA

 


Nuestra siguiente aventura nos lleva hasta la población de Quesa, esta se sitúa en Valencia, más concreta mente en la comarca de Navarrés. Este pequeño pueblo está emplazado en las estribaciones que forma la Muela de Bicorp al descender bruscamente hacia el valle del río Júcar. Su término es de forma alargada, siguiendo la dirección suroeste-noreste. Como curiosidad el nombre es de origen árabe y viene del término Queixen, que significa “pueblo azotado por vientos de poniente”. Tras la conquista, en 1248, pasó al dominio de D. Jaime, denominándose Quesa.
Nuestro objetivo se centra a unos 7 kilómetros de la población, en el paraje "Los Charcos de Quesa". 
El lugar cuenta con cuatro piscinas naturales -con nombres propios como Charco de la Horteta, de las Fuentes, la Bañera y el Charco del Chorro-, en las que se permite el baño, de diferente profundidad y tamaño -una de ellas con cascada considerable-, formadas en un estrechamiento del río Grande. 
Desde este paraje tenemos múltiples opciones para disfrutar del senderismo con  los senderos PRCV-203 hasta las pinturas rupestres del "Abrigo de Voro", y el PRCV- 204.
Junto a estos encontramos la vía ferrata de los Fresnos, una vía, corta, aunque con unos cuantos desplomes que hacen de la actividad un entrenamiento bueno.  Como veis es un sitio magnífico para disfrutar del senderismo en muchas modalidades. 
Para nosotros ha sido una jornada ideal ya  que hemos combinado la vía ferrata con este agradable y refrescante paseo por el cauce del río.  Y por supuesto un buen baño  en los charcos. 
Recordar que esta es una zona muy turística y que cuenta con muchos visitantes en los meses estivales. De igual forma el río y las pozas estarán más o menos llenas en función de las lluvias. Por tanto es fundamental informarse del estado de las mismas. Es muy frecuente ver a mucha gente ir a pasar el día, por tanto tenemos que ir pronto sí queremos evitar la masificación.  Nuestra propuesta asciende por la zona de las pozas hasta el charco negro. Se puede seguir el pr cv 203 y llegar hasta el abrigo del boro. Nosotros por la temperatura no hemos llegado. 


FICHA TÉCNICA:

FECHA:15-08-2020
DISTANCIA: 6.5 km.
DURACIÓN: 02:54 min Tiempo completo, En movimiento 01:43 horas. Hemos usado mucho tiempo en fotos y baños.
TIPO DE RECORRIDO:  Ruta lineal.
DIFICULTAD FÍSICA: Baja. Es un recorrido sencillo y sin dificultad.
DIFICULTAD TÉCNICA: Baja. No hay pasos complicados. 
ORIENTACIÓN:  No presenta complicación seguir por el cauce del río. De todas formas hay un pr que circula a pocos metros. Así que a gusto del consumidor.
TIPO DE VÍA:  Pequeñas sendas, río, agua. 
ÉPOCA APROPIADA: Ideal para hacer los meses de verano y temprano.
EQUIPO NECESARIO: Es una ruta para hacer con bañador, zapatillas que se puedan mojar, algo de agua y poco más. 
LA RUTA: Descárgate la ruta para gps en wikiloc.
DESNIVEL POSITIVO: Aquí os dejo el perfil de la ruta. El inicio de la ruta está en 260 metros en el aparcamiento,  subirnos  hasta 342 m. en el charco negro.  Total un desnivel de 100  metros positivos y otros tantos de bajada.


DESCARGAS:
descarga el trackfotos




INICIO DE LA RUTA:



La llegada al paraje de los Charcos es muy sencillo, tenemos que llegar a la población de Quesa, cruzaremos el pueblo y pronto veremos la indicación hacia los Charcos. En algo más de 7 kilómetros nos situamos en el primer aparcamiento. Aquí entran unos 10 coches. Este aparcamiento es gratuito. Y nos viene muy bien para iniciar en la ferrata ya que el inicio de la misma está a pocos metros. Este paraje está protegido y para acceder a los charcos hay que pagar un euro por persona. Y dos euros si nos acercamos hasta los mismos charcos con el coche. Encontraremos baños, merenderos y recordar que es una zona muy popular y en verano se junta mucha gente. 




CRÓNICA:





Una vez terminada la vía ferrata de los Fresnos hemos disfrutado de esta agradable ruta y sobre todo refrescante. Lo cierto que ha sido un día espectacular compartido con mi Moskyta, Troy y el gran Botamarges. Un día espectacular. 

INICIO EN EL APARCAMIENTO   - CHARCO NEGRO 60 MINUTOS

Antes de comenzar la ruta comentar que los tiempos estarán en función de lo que queramos bañarnos en las pozas. Nosotros hemos parado en muchos tramos para hacer fotos, bañarnos y sobre todo refrescarnos, por tanto cada uno que adapte el recorrido a sus necesidades. De igual forma podemos llegar hasta que creamos oportuno, nosotros subir hasta el charco negro fue suficiente, pero el recorrido se puede hacer más largo. La descripción de la ruta no es muy extensa ya que no tiene mayor complicación que ir avanzando por dentro del río, buscando los pasos más fáciles. 


En nuestro caso hemos dejado el coche en el aparcamiento gratuito. Así que nos toca avanzar algo más de un kilómetro hasta el inicio de las pozas. El recorrido es muy agradable y con algo de sombra. Lo peor que como pasan muchos coches levantan mucho polvo. 


El lugar cuenta con baños y zona recreativa. 


Una vez en la zona nos encontramos con la primera poza "La de la fuente". Aquí comienza el primer baño. 


La gente deja el melón en la fuente para enfriarlo. 



Siguiente la poza de la Olla.


Y después de un pequeño desvío llegamos a la del salto. Esta es una de las favoritas, la gente se mete detrás del salto de agua para comer y estar a la sombra. 
Una vez pasado este tramo subimos unas escaleras y nos encontramos con el río propiamente dicho. Este primer tramo es donde se aglutina toda la gente. 


Esta parte más tranquila vamos avanzando por dentro del río, siempre buscando los mejores pasos. 


Conforme avanzamos el río pierde caudal. 


Aunque siempre hay rincones muy guapos para parar. Una buena opción es llevar comida y en donde nos guste podemos parar a comer. 


Nosotros hemos llegado hasta el charco Negro, desde aquí el caudal se reduce y hemos decidido volver. en otra ocasión haremos todo el pr. cv 203.

REGRESO  60 MINUTOS


Para el regreso hemos seguido el camino inverso, aunque en algún tramo por avanzar más rápido hemos recorrido tramo del sendero pr. Como se ve en la foto superior es una zona con mucha afluencia. 


Finalmente recorremos el kilómetro y medio de pista hasta el coche. Una jornada estupenda en este fantástico paraje. Ciertamente un rincón para volver. 




DONDE COMER: Nosotros hemos vuelto al pueblo de Quesa para disfrutar de una agradable comida en el restaurante la Parra. Un sitio típico de pueblo, con comida de la zona y muy buenos precios. Muy recomendable. 





PUNTOS DE INTERÉS : Merece la pena hacer una  parada en la población de Anna. Situada a unos 20 minutos de Quesa y disfrutar del paraje de la Albufera de Anna. Un entorno agradable con bancos, bares y un entorno muy agradable. Incluso hay una especie de piscina municipal para bañarse. Ciertamente una zona de esparcimiento preciosa. 


No hay comentarios: