EL RELIEVE CALIZO DE NUESTRA COMARCA



La Marina Baixa zona de prácticas e investigación de la gran mayoría de nuestras rutas, por todos los que amamos estas montañas que nos rodean no cabe explicar  que su peculiar terreno dota a cada una de nuestras ascensión de un plus de exigencia y nivel técnico como consecuencia del terreno que pisamos. 
Terrenos áridos, calcáreos que como la toponimia de algunas cimas se encarga de recordar el terreno "Aspre" (áspero) hacen de un nivel técnico alto cada uno de los pasos que damos por estos rincones. 


Cimas apuntadas, simas y cuevas con cientos de formas diferentes, han albergado antiguos pobladores, desde íberos, pasando por romanos e incluso algún bandolero forajido que buscaban la seguridad al abrigo de la roca. 


 Pedreras, tarteras, torrenteras o como queramos llamarlos ponen el plus de exigencia física y porqué no decirlo de esa sensación de caminar por terreno lunar que ha condicionado y tallado paso a paso nuestra forma de ver y concebir la montaña. 


Tengo la suerte de contar en este artículo con la inestimable aportación de una gran profesional y por supuesto amiga: Raquel Novella,  bióloga y buena conocedora de este tipo de terrenos que nos ha dejado unas interesantes pinceladas técnicas del tipo de terreno y por supuesto de su formación, espero que os guste.





El relieve calizo.

La forma que presenta la superficie terrestre es el resultado de la interacción entre acciones internas, que originan nuevos relieves, y otras externas, que los van desgastando. Así, el paisaje dependerá del clima, de la naturaleza de sus rocas y de la estructura de éstas.


Sin embargo, aunque el clima sea un factor fundamental, las rocas presentarán formas de erosión particulares, resultado de sus propiedades físico-químicas.

Tal es el caso de los relieves calizos, formados por rocas con minerales fuertemente cohesionados que les proporcionan resistencia a la erosión mecánica, por lo que forman grandes moles que destacan entre otras más débiles, como margas o pizarras.

Por otra parte, su elevada solubilidad en aguas carbónicas provoca que los ríos excaven en ellas valles de vertientes verticales (cañones), que cuando son muy angostos forman gargantas, congostos, hoces, tajos o desfiladeros.



Cuando una región caliza es masivamente afectada da lugar a un relieve Kárstico, que en una primera erosión superficial labra lapiaces o lenares. Éstos son huecos de disolución separados por crestas y puntas agudas que hacen el paraje intransitable (malpaís). Al infiltrarse el agua por las grietas y diaclasas disuelve sus paredes y las ensancha, formando simas o dolinas.



Las aguas subterráneas abren cavernas que van minando el subsuelo. Si su acción erosiva continúa se producen simas y torcas por hundimiento del techo de las cavernas, y termina por desmoronarse toda la antigua superficie, quedando sólo restos aislados de ella. En esta fase se hallan los Karst de la Ciudad Encantada (Cuenca) y del Torcal de Antequera (Málaga).


Posts Relacionados

EL RELIEVE CALIZO DE NUESTRA COMARCA
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.