POSSETS DESDE ÁNGEL ORÚS



Los Pirineos, o el Pirineo como prefieren denominar sus habitantes al referirse a una cordillera montañosa situada al norte de la Península Ibérica, entre España, Andorra y Francia. Se extiende a lo largo de 415 km desde el mar Mediterraneo (cabo de Creus, golfo de Rosas) al este, hasta el mar Cantábrico (cabo Higuer, golfo de Vizcaya) al oeste. Estas montañas albergan picos de más de 3.000 metros de altura como el Aneto (3.404 m), el Posets (3.375 m), el Monte Perdido (3.355 m) y el Vignemale (3.298 m), pequeños glaciares, lagos y circos de origen glaciar, y una enorme cantidad de valles y cañones.
Uno de los orígenes de la palabra Pirineos procede de un topónimo ancestral, de origen íbero o vasco. Según este idioma, la cordillera se denominó Ilene os, que significa "montes de la Luna", ya que Ilene es la Luna.

El pico Posets o Punta de Llardana es el segundo pico más alto de los Pirineos, tras el Aneto. Tiene una altitud de 3.371 metros y se encuentra en el norte de la provincia de Huesca.
Situado en el valle de L’Aigüeta de Grist, al pie de la Aguja del Forcau se encuentra el refugio de Ängel Orús inicio de esta segunda excursión, este fue remodelado entre 1999 y 2000 convirtiéndose casi en un hotel (También en los precios).

FICHA TÉCNICA:


FECHA: 21/22-04-2010
DISTANCIA: Subida al refugio de Ángel Orús 9. 7 km. Refugio hasta la cima del Possets 4.5 km. Total de la ruta 28.8 km (Desde Eriste hasta la cumbre y vuelta).
MODALIDAD: Alta Montaña.
DURACIÓN: Subida a Ángel Orús 4 h: 10 m. (El tiempo real son 3 horas pero la nieve estaba en mal estado y nos ralentizó mucho). Refugio a la Cima 4:45m (La nieve estaba muy blanda y nos planteamos en alguna ocasión volvernos). La jornada de ascensión y vuelta a Eriste supuso 11:10 de actividad, con paraditas para reponer fuerzas y comer algo. Advertimos que el tiempo está en función de la situación de la nieve en nuestro caso muy blanda y hacía imposible avanzar.
DIFICULTAD TÉCNICA: Alta. Requiere conocimientos de alta montaña, caminar con crampones y piolet. En este caso marchamos con raquetas de nieve.
DIFICULTAD FÍSICA: Encontraremos subidas con una alta inclinación (60%) que requiere de buena condición física, De igual forma es una marcha que dura cerca de 10 horas se requiere adaptación a la altura y muy buena forma física.
ORIENTACIÓN: Se puede seguir perfectamente la ruta con el track pero debéis pensar que está hecha en un momento determinado del año, con nieve y hielo que que hemos seguido la trayectoria de huellas abiertas, es posible que por el deshielo, la cantidad de nieve, tengáis que adaptar la ascensión. La subida no está marcada, todo está anegado de nieve. Aunque si suele haber huella abierta por la cantidad de montañeros que recorren estos parajes.
TIPO DE VÍA: Corredores con hielo y nieve.
ÉPOCA APROPIADA: Invernal. Requiere condiciones de nieve y hielo. En verano la ruta puede variar considerablemente. Creemos oportuno aconsejar los meses de Enero a Marzo donde la nieve está mucho más dura y facilita el avance con crampones.
EQUIPO NECESARIO: Chaqueta y pantalón de gore-tex, ropa térmica interior, forro polar, guantes, gorro. Gafas, protección solar y labial. Agua y comida para el avituallamiento. Crampones, Piolet, raquetas o skys de travesía. Equiparos bien para evitar riesgos.
INICIO DE LA RUTA: Salimos del pueblo Eriste a pocos metros de Benasque por la carretera a - 139 dirección Grau. Justo en el inicio de la ruta está el hotel Eriste, donde dejamos el coche en su parking. De ahí sale la pr-hu 36, que recorre el río y el valle de Grist hasta el refugio de Ángel Orús. Este río (barranco) se puede hacer en verano. Existe la posibilidad de dejar el coche un poco más arriba ascendemos por la pista que está cementada hasta un pequeño parking de tierra, el riesgo es que suele haber desprendimientos y hay ocasiones que está cortada la pr.
LA RUTA: Descárgate la ruta en google earth.
RUTA FOTOGRÁFICA: Fotos Miguel
PUNTOS DE INTERÉS: En primer lugar proponemos el Hotel Aragüells, es un pequeño hostal de una estrella, pero muy limpio y muy bien atendido. Habitación para tres y desayuno 75 euros en total. Luego para reponer las energías gastada tenemos el restaurante La Parrilla, está situado en la avenida que cruza Benasque, aquí podéis comer comida típica de la zona, buenos quesos, vinos, carnes con un toque de modernidad muy bien conseguido. Lugar muy recomendado. No es barato pero merece la pena.
DESNIVEL ACUMULADO: Partimos de 1100 metros en Eriste, subimos en la primera jornada hasta 2115 m. del refugio. Con un desnivel de 1000 m. En la segunda jornada subimos hasta 3375 m, con su desnivel de 1260 metros. Y encontramos pendientes de hasta el 56 %.



CRÓNICA:
Después de un buen sueño reparador en el hotel y un bonito paseo por el pueblo, llegó la hora de continuar con nuestra marcha montañera. Dejamos sobre las 16:50 el coche en el parking del hotel Eriste, allí sale una pista muy bien señalizada a lo largo del camino con la información del refugio, teléfono, distancia, etc. Hoy con el cansancio acumulado las mochilas parecen que pesan un poco más al igual que las botas.
Las ascensión es agradable, un tiempo bueno y unas vistas de cascadas del deshielo impresionantes.
Las ampollas hacen acto de presencia y que sería de nosotros sin los maravillosos comped.
El final de la pista asfaltada y sale una bonita senda entre musgos, flores y árboles, preciosa, hasta aquí es una ruta ideal para todo tipo de amantes de la naturaleza, recomendada para los periodos primaverales y otoñales.
Llega la nieve y con ella las dificultades, está muy blanda por el calor que hace estos día, pero poquito a poco subimos hasta el refugio, no sin dejar parte de las pocas fuerzas que nos quedan en una pedazo pala que sube hasta el refugio. La verdad es que daba un poquito de miedo pensar que por debajo bajaba el agua del deshielo....
Llegamos al refugio y el guarda otra vez mosquedado, nos esperaba para las 19 y llegamos casi a las 21 horas. Pero este más amable nos tenía preparada la cena y una sorpresa para el día siguiente. Cenamos una apetecibles albondigas y pronto a descansar. En todo el refu solo estábamos nosotros tres y una pareja de montañeros.
Que bien pensé yo, esta noche si que voy a poder dormir tranquilo, me aleje de la locomotora y confiado intenté dormir, pero el Moiseau Moustache, inicio su propio viaje al mundo de los ronquidos, no podía creerlo. Me retumbaba el corazón. Lo siento amigo en algún momento te dí unos amigables codazos.
Finalmente creo que dormí alguna hora. A las 7 para arriba, desayuno fuerte, aquí solo galletas y zumo, dios que fuerte y ale, ale, para la cima. Nos ponemos las raqueta y como niños empezamos a probar todo lo que se podía hacer. Poco a poco nos familiarizamos y hacia la cima, menos mal que las habíamos alquilado en Benasque, porque la otra pareja intentó ascender y a los pocos metros se quedaron, era imposible avanzar.
Siguiendo las indicaciones del maestro Sicooo, subimos por el valle de la Llardaneta hasta el Ivon de Possets, una vez pasado este tramo donde encontramos una pala importante, que pone a cada uno en su sitio. Comenzó lo pesado, la nieve ya estaba muy blanda y nos hundíamos hasta la cintura.
"Yo almuerzo aquí y me bajo no puedo seguir", se me congeló el corazón cuando escuché estas palabras. Mi amigo Sico muy acertadamente vio que así no se podía seguir por mucho que a mi me doliera tenía la razón. Terminamos de almorzar y pensé voy a intentar subir hasta esa pala, si está igual me vuelvo y si no le tiro para arriba. Casi sin mediar palabra tiré para arriba, no quería dejar espacio a las dudas, en pocos metros la nieve estaba un poquito más dura, y desde ahí a la espalda del possets.
Quedé sorprendido, en la última parte de la subida todo era piedra rojiza hasta coger la arista que nos lleva a la cumbre. Desde aquí el camino bien marcado, sube hasta llegar a la cima.
Allí un buen amigo canino, que nadie sabe de donde salió, nos sirvió de guía todo el camino, tanto de subida como de bajada.
El día era muy bueno, unos vídeos, fotos y como no abrazos. Otra vez para el refugio.
Ahora si que era muy complicado y en muchas palas utilizamos la técnica poco ortodoxa y muy efectiva del arrastra culos.
Ya en el refugio y con mucha hambre, yo creo que en la bajada todos pensábamos en la botella de vino, embutidos y quesos que nos estaba esperando, nos encontramos con la primera de las decepciones, dos malditos gatos (lo siento por los protectores de los animales, no tienen otro calificativo) habían abierto la bolsa de Sico y se lo habían comido. Uff si los cojo.
Y la segunda sorpresita fue el precio de tres pernoctas con cena y desayunos, no quiero ni recordarlo, casi me mareo. Es lógico que cuesta mucho subir el material, la comida, etc, pero creo que se han pasado un poquito, por esto recomendamos que cada uno se suba su cenita y su comida, merece la pena.
Con estas dos pequeñas decepciones y las pocas ganas de andar que nos quedan, nos bajamos hacia el pueblo. Pensamos en evitar la pala del refugio que estaba muy mal, por el deshielo, y rodeamos por los árboles, pero claro no quiero decir como practicamos la técnica del hachazoooo.
Finalmente llegamos a la pista asfaltada y entre comentarios, risas volvimos a recargar los depósitos con un tanque de clara de limón en el hotel Eriste.
Aquí he aprendido otra gran lección de la montaña, no te dejes llevar por las apariencias, podríamos pensar que el tanque que tomamos en el hotel de los Llanos, era mucho más caro por el sitio y las estrellas, pues cometí un grave error, el precio es el mismo, por este motivo, cuando veas un sitio que te guste entra y punto, no pienses en las estrellas, solo bébelas.
Aquí os dejo el precio de la montaña, que es muy poco en comparación con la satisfacción por el esfuerzo realizado.
Para terminar tengo que decir que quedé enamorado de Los Pirineos y ya cuento los minutos para volver a subir alguna de sus cumbres, muy pronto estaremos ahí.




Posts Relacionados

POSSETS DESDE ÁNGEL ORÚS
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.