VÍA FERRATA DE LOS CUBILILLOS, RIGLOS



En esta ocasión nos hemos acercado a la población de Riglos, localidad perteneciente al municipio de Las Peñas de Riglos (Huesca), situada a 45 km al noroeste de la ciudad de Huesca, en la carretera A-132 entre Ayerbe y Murillo de Gállego. Un pequeño pueblo pintoresco por las impresionante formaciones rocosas de varios metros de altura. A estas se las conocen como los Mallos de Riglos. Alcanzan los 275 metros de altura (espolón norte del Pisón) y se caracterizan por sus grandes paredes verticales o incluso desplomadas, muy apreciadas para la práctica de la escalada y el salto base.

Cada mallo tiene un nombre propio, cuyo origen procede en algunos casos del nombre de algunas casas de Riglos (Firé y Pisón), de su forma o color característico (el Puro, el Cuchillo, la Visera, del Agua, os Fils, Colorado, Magdalena, Aguja Roja, Tornillo, Tornillito) o en homenaje a otras personas no relacionadas necesariamente con el mundo de la escalada. 

En nuestro caso hemos optado por la ferrata de los Cubilillos, que sube al mirador de los buitres siguiendo una ascesión curiosa asistida con en gran parte con clavijas que facilitan el avance por la pared vertical. Una ferrata curiosa que culmina con unas impresionantes vistas de los Mallos pero sobre todo cuenta con una vertiginosa bajada por el mallo de don Justo. 

Ciertamente una interesante ferrata donde destaca desde mi punto de vista la bajada siguiendo una pequeña senda entre un frondoso bosque de bog y una travesía lateral por una pequeña faja a la espalda del vertical mallo de don Justo. Recordar que en esta ocasión el nivel técnico es de k3 y requiere de experiencia en este tipo de actividades.

FICHA TÉCNICA:

FECHA:26-10-2016
DISTANCIA: 7.3 kilómetros  (Total del recorrido) Distancia de la Ferrata 500 metros.
DURACIÓN: 2:46  horas Tiempo completo, Subir hasta la ferrata 6o minutos. Tiempo de realización de la ferrata y bajada hasta senda 90 minutos. Regreso 30 minutos
MODALIDAD:  Vía Ferrata.
TIPO DE RECORRIDO:  Ruta circular.
DIFICULTAD FÍSICA: Alta. Es una actividad que requiere estar en forma y algo familiarizado con la escalada. No supone gran esfuerzo físico.
DIFICULTAD TÉCNICA:  Alta. Requiere por un lado conocimientos de estás actividades, tener experiencia previa, ir acompañado de profesionales o empresas preparadas para estos menesteres. Conocimientos de técnicas de descenso, manejo de arnés, cuerdas, ocho, disipadores y técnicas de seguridad en montaña. Y por supuesto tranquilidad para caminar sobre los peldaños. La valoración técnica es K3. Es un ferrata diferente por que el avance se realiza a través de clavijas, empotradas en la roca. Desde mi punto de vista la dificultad técnica está en la bajada hasta la senda, hay una senda muy vertical con un tramo horizontal muy aéreo.
ORIENTACIÓN:  Tanto la aproximación como el descenso es muy evidente y está señalizado no presenta mayor dificultad.
TIPO DE VÍA:  Pequeñas sendas, escalones de hierro, presas y enganches de acero y algunas pequeñas repisas, bajadas por pista ancha. Un paso sobre una cadena.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año. En los meses de verano el calor puede ser muy agobiante. Atención con la humedad y lluvia, puede ser un factor peligroso para esta actividad.
EQUIPO NECESARIO: Zapatillas de montaña,  un cabo de anclaje o seguridad, fundamental una disipadora, casco, algo de comida y agua. Aquí os dejo el enlace a un artículo específico con el material necesario.
PUNTOS DE INTERÉS:  Riglos es un paraíso para la escalada y para el salto base, podemos encontrar varias empresas encargadas de ofrecer estos servicios de multi-aventura. También tenemos muy cerca la sierra de Guara con su enorme oferta de Barrancos. Y tenemos una bonita visita a la población de Ayerbe.
LA RUTA: Descárgate la ruta para gps en wikiloc.
RUTA FOTOGRÁFICA: Mírame
INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA:  Visitar esta página
DESNIVEL POSITIVO: Aquí os dejo el perfil de la ruta. El inicio de la ruta está en 631 metros en el parking del pueblo,  subirnos  hasta 1029 m. en el mirador. Total un desnivel de 402  metros de subida. La ferrata presenta un desnivel de unos 200 metros.




INICIO DE LA RUTA:  Partiremos del mismo pueblo de Riglos, nada más entrar veremos a la derecha justo en frente del refugio de Riglos una gran parking donde encontraremos el panel informativo de la vía ferrata. 




CRÓNICA:



Última ferrata de esta semana, desde mi punta de vista la más divertida y sobre todo muy variada por la bajada tan impresionante que han equipado. En esta ocasión el Capitán será nuestro guía ya que hace unos años que la recorrió.

INICIO EN EL PARKING   - INICIO DE LA FERRATA  50 MINUTOS


Desde el parking ascendemos por la pronunciada calle José Antonio hasta el centro de Riglos pasaremos por la puerta de la oficina de turismo, por si queremos preguntar algo de información. Desde aquí nos dirigimos a la derecha por el camino de Figonero, marcado como GR-1, el primer tramo está asfaltado y a los pocos metros se convierte en pista de tierra. 



Este es un precioso y cómodo tramo que pasa bajo algunos Mallos.


Al fondo vemos claramente la Peña Don Justo y a la izquierda la Pared de los Buitres. Aquí es donde se sitúa el objetivo de nuestra ferrata.


Llaneamos por esta ancha pista hasta que un indicador nos desvía a la derecha, hacia el riachuelo y la Peña, indicado Mirador de los Buitres y clavijas.


Cruzamos el río y continuamos por una preciosa senda ascendente rodeada de una frondosa vegetación.  Pasamos las indicaciones a la Peña don Justo, pasamos el Tornillo y seguimos de frente.



Cuando parece que dejamos las paredes más verticales atrás, debemos estar atentos a un pequeño desvío a la izquierda, poco señalizado y entre un bosque  con espesos arbustos subiremos fuertemente hasta la primera clavija, en una pequeña canal abierta. 


RECORRIDO VÍA FERRATA SUBIDA Y BAJADA 75  MIN


La principal característica de esta ferrata es que recorre unos tres tramos y casi en un ochenta por ciento está equipada con clavijas en la roca lo que nos lleva a un aliciente y sensación aérea mucho mayor.


Tenemos un primer tramo más sencillo con una buena repisa para descansar.


Un segundo tramo que discurre por una pequeña canal con un árbol en medio.


Y finalmente un último tramo vertical con roca pulida y que sirve de colofón final de la ferrata.


La ferrata termina en una pequeña senda, a pocos metros del mirador, pegada a una valla por donde llegaremos hasta el impresionante mirador.



BAJADA FERRATA:  Para la bajada tenemos varias opciones, se puede rapelar la propia ferrata, parece que hay también equipado un descenso con 7 rápeles aunque hablan que hay alguna reunión muy expuesta y técnica. 

En nuestro caso recomendamos la bajada por el mallo del Tío Justo. Un impresionante descenso casi tan atractivo como la propia subida. 


Continuamos por una pequeña senda que se aleja del mirador de los buitres, esta poco a poco se adentra en un impresionante bosque de bog y discurre por una vertiginosa senda que desciende y rodea la peña del buitre.


Una vez situados a media pared la senda discurre por una pequeña faja horizontal con una mínima senda de tierra que se agarra a la pared. Tenemos un cable de vida para asegurar el paso. Desde mi punto de vista este se encuentra porque un día desaparecerá la pequeña senda.


Nos vamos acercando al mallo del Tío Justo y encontraremos una pequeña senda que baja entre la montaña y el mallo.


Aunque para cruzar de un lado al otro tenemos que pasar un mini puente equipado con cadenas y no quiero contaros como resbala.....


Para bajar veremos una pequeña senda y una escalera de hierro que nos facilita el descenso.


Aquí nos encontramos un rincón excepcional.


Desde aquí la senda ya no presenta mayor dificultad que el terreno húmedo y esta nos deja en el cruce de subida.
A los pocos metros llegaremos a la pista del gr 1.
Por cierto creo que esta subida tampoco tiene que estar nada mal.





REGRESO PARKING   00:35 MINUTOS



Una vez situados en pista del gr 1 tan solo tenemos que desandar nuestros pasos en dirección al pueblo y disfrutar de las impresionantes vistas de los mallos.  Nosotros nos hemos quitado el material aquí.




DONDE DORMIR:  Nosotros nos hemos quedado a dormir en el Refugio-Albergue de Riglos. Verdaderamente está muy bien, habitaciones de 6 literas, con ducha en la habitación y unas zonas comunes muy buenas (comedor, cocina, duchas, etc). El precio ronda los 10 euros dormir y tienen servicio de restaurante.  Otro elemento importante es que los guardas son muy amables y te informan de todas las posibilidades de la zona.


DONDE COMER: Para comer nos hemos acercado a la población de Ayerbe situada a unos 10 minutos del pueblo y hemos disfrutado de un exquisito chuletón en el restaurante 0'callejón. Expertos en carnes a la brasa y con un trato exquisito y familiar.




Posts Relacionados

VÍA FERRATA DE LOS CUBILILLOS, RIGLOS
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.