¿Qué ropa me pongo para practicar senderismo?





Llega la primavera, el buen tiempo, los días cuenta con más horas de luz y la naturaleza muestra su cara más exuberante: cientos de flores, colores verde intenso, animales que salen de su letargo invernal y con ellos cientos de senderistas acuden cada fin de semana en busca de las cimas y rutas de montaña más populares de nuestro País. La montaña se ve inundada de caminantes que recorren cada rincón, en busca de animales, flores, puntos geodésicos  o simplemente entrenar y disfrutar en la naturaleza.
Junto a este fenómeno que se repite año tras año, nos enfrentamos el día previo a la salida con  la siguiente pregunta: ¿Que ropa me pongo para practicar senderismo? 


La respuesta más frecuente: coger las "deportivas" más viejas que tenga en el armario (generalmente las zapatillas que tengo hace 3 años para correr), alguna camiseta de publicidad y las mallas que utilizo para ir al gimnasio, una mochila que tenía por ahí guardada y junto al bocadillo nos vamos a pasar el día  "al campo". 
Todavía se asocia el hecho de realizar actividad en el medio natural con la utilización de material viejo o que no importe que se estropee. 

Con el tiempo y después de algunas experiencias desagradables, te das cuenta,  que algunos de los problemas que aparecen a la hora de realizar esta ruta sin la ropa y el material adecuado se podrían haber solucionado fácilmente utilizando el material adecuado y dejando te asesorar por profesionales. Algunas de las situaciones que más se producen a la hora de practicar el senderismo podrían ser estas:

  • Usar calzado inadecuado y no específico para las caminatas por montaña puede acarrear, falta de adherencia en ciertas superficies, apoyos irregulares por no usar suelas adecuadas,  roturas indeseadas por el estado de deterioro que presentan (Es muy frecuente encontrar suelas de zapatillas que se han despegado por lo inapropiado del calzado o por su estado envejecido). 
  • Ropa que no transpira, usaremos material con poca o nada capacidad de transpirabilidad, lo que produce un acumulo de sudor que nos puede llevar a bajar la temperatura corporal y su consiguiente riesgo en la práctica del senderismo.
  • A lo anterior podemos añadirle el aumento del peso ya que las camisetas de algodón o pantalones de pana adsorben todo el sudor que generamos en la actividad. 
  • Prendas que NO proporcionan el abrigo necesario  ante cualquier cambio brusco de temperatura. Usamos chaquetas "Casual wear" que no han sido diseñadas para estas actividades técnicas y que mantienen la temperatura necesaria. 
  • Camisetas o pantalones que nos producen roces en axilas, cuello o ingles. Con las consiguientes molestias a lo largo de la jornada.  


Desde hace unos cuantos años los materiales que se utilizar en la ropa técnica de montaña ha sufrido una enorme revolución con la llegada de los Softshells, windstopped, materiales transpirables como cool max y cientos de fibras  que favorecen un aumento del rendimiento y la comodidad en cualquier práctica deportiva, pero sobre todo en las actividades que practicamos en la montaña, (senderismo, escalada, alpinismo, btt, etc.).

A la hora de vestirnos para salir al medio natural, sobretodo en estos días primaverales o de comienzo del verano, debemos atender a un sistema de capas. En próximos artículos nos detendremos en un análisis más pormenorizado de cada capa, del tipo de fibra y materiales más utilizados pero en esta ocasión la pretensión es ofrecer una guía fácil y sencilla a la hora de organizar nuestra vestimenta.

Una de las formas más utilizadas a la hora de vestirnos es seguir un sistema de capas. Lo que pretende es; por una lado la extracción del sudor y vapor de agua producido por nuestro cuerpo, a la par que mantenemos una temperatura corporal adecuada. La última capa que colocaremos tratará  de protegernos y aislarlos de las inclemencias del tiempo como son la lluvia, nieve o el viento. Un sistema sencillo, versátil y que nos permite adaptarnos a la situación de meteorológica que tengamos en cada momento. Pudiendo así sumar o quitar capas que no sean necesarias. 

PRIMERA CAPA  


Como bien indica su nombre se sitúa pegada a la piel, por esta razón muchos expertos la denominan segunda piel. Se caracteriza por:
  • Utilización de materiales que se llevan muy pegados al cuerpo buscando una rápida evacuación del sudor. Tejido elástico que se adapta perfectamente a nuestra silueta y que saca fuera del cuerpo toda la humedad generada por la actividad. Esta es la base fundamental para mantener el cuerpo a una buena temperatura y seco. Cuantas veces nos ha pasado de llevar la camiseta muy sudada, quedarnos parados en la cima y este sudor se enfría y nos genera una bajada de temperatura acompañado por supuesto de  la incomodidad, el malestar y el riesgo asociado de hipotermia. El tiempo en la montaña cambia rápidamente y debemos estar preparados antes cualquier eventualidad.
  • La segunda característica de esta primera capa se encuentra en su capacidad de mantener la temperatura y calor corporal.  Debemos conservar constante la homeostasis térmica corporal y que  nos permita desarrollar la actividad de forma adecuada y sin grandes fluctuaciones.  
SEGUNDA CAPA



Esta capa tradicionalmente se la ha conocido o ha sido protagonizada por el forro polar, aunque ciertamente en la actualidad encontramos nuevos productos y materiales que cumplen perfectamente y con gran ligereza las funciones requeridas para estas prendas:
  • Destacamos la función de termo-regulación del cuerpo. Mantener  la temperatura corporal adecuada y agradable. 
  • Por supuesto, continua aportando un índice elevado de transpirabilidad, evaporando el calor que genera el cuerpo. 
  • Y una tercera característica muy importante y valorada en la actualidad es la ligereza, se buscan prendan que aporten mucha capacidad térmica con el mínimo  peso posible. 
TERCERA CAPA

A esta también se la conoce como membrana, una de las característica de esta prenda es que siempre debe acompañarnos aunque en muchas ocasiones solo  la utilizaremos en función de las inclemencias meteorológicas.  Estas prendas nos pueden acompañar en la mochila y ante una situación de lluvia o viento les daremos el uso adecuado. Alguna de sus características son: 

  • En primer lugar cumplirá una función de corta-vientos.  Debe protegernos del viento, evitando así bajadas de temperatura corporal
  • De igual forma debe ser impermeable, elemento fundamental que nos protegerá ante el típico chaparrón primaveral. 
  • Finalmente y aquí esta lo importante y desde mi punto de vista el elemento que determina el precio del producto, la transpirabilidad del producto. Encontraremos en el mercado muchos materiales altamente impermeables pero que no son capaces de evacuar el vapor de agua que genera nuestro cuerpo. Con el consiguiente acumulo de sudor en nuestro interior y el riesgo de enfriamiento. Cuanta gente cumple a la perfección el vestir las dos primeras capas, con productos de buena calidad y en la parte externa colocan un chubasquero de plástico que no transpira nada. De esta forma perdemos todo el beneficio que nos aportan las primeras capas y encontrando nuestro cuerpo completamente empapado con el consiguiente riesgo de bajada de temperatura que esto conlleva.

En cuanto a los pantalones, podemos seguir un principio similar al anterior, aunque este sistema se utiliza fundamentalmente en las actividades invernales, en los periodos estivales debido al trabajo activo y principal de la musculatura del tren inferior, junto a la mayor vascularización por la actividad  realizada al caminar, será suficiente  llevar un pantalón técnico de montaña. Sus características principales son : 
  • Refuerzos en rodillas, glúteos y un material resistente ante las rozaduras, caídas y arañazos de zarzas y arbustos. 
  • Junto a estas características debemos sumarle la comodidad, será fundamental un producto elástico en el tejido para que nos permita realizar los movimientos libremente. 
  • Y al igual que en las  prendas para el cuerpo será fundamental un componente transpirable que nos haga más cómoda la marcha. 
  • Si la actividad se realiza en un ambiente frío, buscaremos alguna fibra que nos mantenga la temperatura corporal.


Estos son algunos de los consejos básico que debemos seguir a la hora de vestirnos antes de salir a caminar. Recordar dejaros aconsejar siempre por profesionales, acudir a tiendas especializadas donde os recomienden las prendas más adecuadas para la actividad que habéis programado. Todos los años aparecen cientos de prendas, fibras, materiales nuevos y que mejor que acudir a los profesionales para que nos asesoren de la mejor forma. 

Posts Relacionados

¿Qué ropa me pongo para practicar senderismo?
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.