CUEVAS DE BAJIL Y MOLATA DE LA FUENSANTA, SIERRA MORATALLA



Nos hemos acercado al cortijo de Bajil situado muy cerca de la localidad de Benizar, esta es una pedanía perteneciente al municipio de Moratalla, en la Región de Murcia. Enmarcada geográficamente por El Calar, la sierra de La Muela y el pantano del Cenajo. 
Es una interesante zona por la gran cantidad de yacimientos prehistóricos y rutas senderistas que podemos encontrar. En nuestro caso nos hemos acercado al yacimiento prehistórico de Bajil, también denominado como Bagil, se halla enclavado en el municipio de Moratalla, más concreta mente en un monte a 1350 metros de altitud, que se denomina el Cerro de las Víboras (en el marco de la sierra de Zacatín).
Este yacimiento constituye uno de los más importantes hallazgos que en las últimas décadas se ha producido en lo que a la arqueología de la Región de Murcia respecta. La importancia de estos restos prehistóricos viene dada por las posibilidades de documentar a partir de él algunas cuestiones relativas a la forma de vida y la comprensión de la muerte durante la Edad de los Metales en las zonas interiores del Sureste español. Todo el campo de San Juan, hasta incluso Benízar, tiene un gran interés paleogeográfico y sedimentológico ya que forma parte de la antigua conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo, el denominado Estrecho Norbético. Los parajes del Calar de las Cuevas de Zaén y Bajil, constituyen la última fase del cierre de este estrecho, donde se ha conservado de una forma excepcional un abanico deltaico, y el último episodio de subida del nivel del mar, previo al cierre de este estrecho. Lo que confiere a este paraje natural de Murcia como un Lugar de Interés Geológico de escala nacional.
Un paraje muy especial donde hemos complementado la ruta de las cuevas con la subida a la molata o cerro de la Fuensanta, siguiendo toda su cuerda para bajar a la carretera de Bajil no sin antes detenernos en la cueva del Esquilo, en el poblado megalítico de Bajil y por supuesto en una preciosa encina centenaria que pone la guinda a esta estupenda ruta senderista. 
Esta ruta sirvió el año pasado para la tercera quedada de amigos senderistas de Wikiloc y nosotros nos hemos aprovechado de ella y pos supuesto disfrutado como toca, muchas agracias a los organizadores.  Y recordar que es una ruta muy recomendable aunque hay que estar acostumbrado a caminar por el lapiaz característico de esta zona.




FICHA TÉCNICA:

FECHA: 21-3-2016
DISTANCIA: 10.8 km.
MODALIDAD: Senderismo. 
DURACIÓN: 3:57 h., Ritmo Tranquilo. Se realizan muchas paradas para disfrutar de las cuevas y diferentes atractivos de la zona.
DIFICULTAD TÉCNICA: Media. No presenta gran dificultad. Tan solo una pequeña trepada para subir a la moleta. Y caminar por el calar que es bastante incómodo.
DIFICULTAD FÍSICA:  Media. No presenta casi desnivel. Muy progresiva.
ORIENTACIÓN: No es una ruta complicada pero no encontraremos marcas ni señales, por tanto es interesante usar gps.
TIPO DE VÍA: Pistas, lapiaz,  pequeña senda y pista.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año.
EQUIPO NECESARIO: Material de senderismo: zapatillas de senderismo, ropa transpirable, forro polar. Gorra y gafas de sol. Bastones de caminante también son recomendables. Agua encontraremos muchas fuentes a lo largo de toda la ruta, pero siempre es conveniente llevar uno mismo. Algo de comida para reponer las fuerzas.  Es interesante usar bota por el terreno del calar. Los tobillos lo agradecen.
LA RUTA: Descárgate la ruta en Wikiloc.
RUTA FOTOGRÁFICA: Ruta fotográfica de Miguel. 
PUNTOS DE INTERÉS: Aquí es muy recomendable la visita a Benizar y sus fuentes. De igual forma una parada por Moratallla y su castillo. 


Otra de las visitas que no podemos dejar pasar es la parada en el embalse del Cenajo. Un sitio rodeado de montañas y vegetación que merece la pena detenerse para disfrutar de este peculiar lugar.



DONDE COMER:  Para comer os dejo dos referencias, ambas situadas en Benizar: la primera es el restaurante Tauchen, es necesario reservar y en segundo lugar tenemos el restaurante El Manta, donde podemos disfrutar de la gastronomía típica de la zona, donde el cerdo es el protagonista principal. Este es bastante económico.




DESNIVEL POSITIVO: La ruta parte de 270 m. en el santuario. Y la parte más alta es el cerro con 491 m- La ruta cuenta con un desnivel de 433 m.



INICIO DE LA RUTA:  Debemos dirigirnos a la pequeña pedanía de Bajil, se puede llegar desde El Sabinar, cogiendo en el mismo pueblo una carretera que sale a la izquierda en dirección a Benizar, hasta llegar a la aldea de Zaén de Arriba; a un kilómetro, aproximadamente, a la izquierda aparece un estrecho camino asfaltado; siguiendo por él, se deja el coche en las primeras casas que nos encontremos (Bajil). Aquí dejamos el coche y comenzamos a caminar. Si solo queremos visitar las cuevas en menos de 15 minutos estamos en ellas.








CRÓNICA:


Los moskys después de una cultural y gastronómica semana santa, nos hemos acercado al cortijo de Bajil a disfrutar de esta preciosa ruta. Una muy buena mañana de senderismo con un importante componente de historia. 

BAJIL  - CIMA DE LA MOLATA  1:30 HORAS



Dejamos los coches junto a las Casas de El Bagil donde comenzamos a caminar por el camino dejando las casas a nuestra derecha,  tenemos  un kilómetro de suave ascensión hasta llegar  al paraje de las Cuevas de Zaén donde caminamos sobre el antiguo lecho marino y podemos admirar las distintas cavidades que ahora son refugio del ganado. 



Todo este tramo es un agradable paseo rodeado de cultivos de romero y plantas aromáticas. 


Conforme nos acercamos a este cerro van apareciendo todas estas magníficas cuevas. Algunas tienen cierres de mampostería y también hay algún nacimiento de agua proveniente de Calar de Las Cuevas que les cubre. 


El vasar que nos sirve de camino frente a las cuevas en general es ancho y espacioso pero en algún paso se llega a estrechar bastante, por lo que aunque no se puede calificar de peligroso si conviene caminar con precaución porque la caída del cortado es considerable. 




Una vez pasadas las cuevas comienza una pequeña senda que va descendiendo en dirección a unos campos de cultivo que vemos a nuestros pies. 


Continuamos caminando casi dos kilómetros desde que dejamos atrás la zona de las cuevas hasta llegar a una zona arada que atravesamos llevando cuidado de no pisar lo sembrado. 
Mi recomendación es seguir pegados a un lateral de los campos ya que un poco más arriba iremos siempre entre matorral bajo y esparteras que es bastante incómodo. 



 Una vez que llegamos al camino de La Fuensanta y después unos cuatrocientos metros nos encontramos a nuestra derecha con los restos de las primeras casas de La Fuensanta. 


Continuamos por el camino y al pasar el cortijo ya en ruinas de la Fuensanta, veremos una senda que sale a la izquierda. Esta no lleva en dirección al collao previo a la subida al cerro. 


Antes de llegar al collao una pequeña parada para visitar la fuente. 



Desde este punto se ve evidente la subida, debemos seguir una pequeña trocha que nos lleva al geodésico.  Antes de alcanzar el vértice  hay un contrafuerte rocoso en el que hay que ayudarse un poco con las manos pero no se puede calificar de trepada. 


Una vez superado continuamos por la cuerda hasta alcanzar la cima de la Molata de La Fuensanta (1507 m) que está muy próxima. 

CIMA DE LA MOLATA - BAJIL  2:30 HORAS



Una vez hechas las fotos de rigor comenzamos a descender en dirección este, la bajada debemos ir con calma ya que el terreno está algo suelto. Llegaremos a un punto donde debemos volver a subir unos metros  en dirección norte hasta llegar al cortado donde atravesamos una cuerda afilada pero sin riesgo ya que no es necesario caminar justo por su límite, aunque sí es atractivo. 


Como podemos observar en la foto superior bajamos unos metros para volver a coger el cordal que se ve al fondo.




A nuestra izquierda tenemos el Barranco del Tural y a nuestra derecha el Barranco del Manco, la cuerda por la que caminamos se llama también de El Manco. Ahora caminamos por la cuerda que ya es ancha unos dos kilómetros en dirección al Calar de la Fuensanta. 


Todo este terreno es bastante incómodo por la piedra que hace  muy desagradable el caminar y por consiguiente ralentiza el avance. 


Finalmente descendemos sobre el terreno karstico del Calar de La Fuensanta hasta alcanzar el camino del Bagil justo frente a unos nogales. Esta bajada no presenta senda, por tanto debemos buscar la bajada que mejor nos parezca. No es difícil pero sí incómodo.


Una vez en la pista Tomamos el camino en dirección sur (hacia la derecha) y tras caminar unos 900 m lo abandonamos por nuestra izquierda para tomar un sendero que nos lleva directamente, ladera arriba, hasta la Cueva del Esquilo donde está la pintura rupestre llamada “El Barco de El Bagil”. 



Se trata de una pintura relizada entre los siglos XV-XVI que representa un barco con las velas recogidas y posado sobre el mar. La pintura está realizada en trazo rojo sin matices y en los paños cercanos se ven otros restos de pintura de la misma factura pero más difícil interpretación. Aunque no estuviera allí el barco, merecía la pena el desvío, porque el paraje es bellísimo, el suelo es totalmente verde y las cuevas combinan el negro intenso que le otorgaron las hogueras con preciosas coladas azules que discurren por sus paredes. Es realmente un lugar con encanto. 


Volvemos al camino por el mismo sendero que nos trajo y continuamos en dirección sur unos 150 m. Llegados a este punto atravesamos el campo para ascender al Cerro de Las Víboras, donde además de las vistas panorámicas podemos visitar el poblado Megalíco del Bagil. 



En este se ven restos de construcciones de mampostería casi a ras de suelo. Algunas son circulares típicas de la cultura argárica y otras sin embargo son rectangulares. 



Ahora bajamos por donde hemos subido continuando en dirección sur-suroeste para llegar al Dolmen del Bagil. 



Se trata de una construcción probablemente contemporánea del poblado, que consta de una cámara funeraria de planta rectangular de 3,20 m de largo por 1,75 m de ancho, orientada a la salida del sol y formada por grandes bloques calizos. La cámara está rodeada por un túmulo circular de 5 m de diámetro limitado por bloques de considerable tamaño y que imita un espacio entre él y la cámara relleno de piedras de diferentes tamaños y tierra compactada. 


Nada más pasar el dolmen veremos al fondo una gran Encina que será la guinda de nuestra estupenda jornada. Seguimos una pequeña senda hasta llegar a este punto y última parada donde disfrutaremos de este centenario árbol. 




Tras este último punto de interés sólo nos queda caminar unos 650 m en dirección sur para llegar a las Casas de El Bagil donde habíamos dejado los coches.


 Una preciosa y cultural jornada senderista que he compartido con la mejor compañía. Espero que no pare el ritmo y podamos seguir disfrutando juntos. 
Espero que os guste y dar de nuevo las gracias por la ruta a los amigos de Malpaso por la ruta y toda la información.

Posts Relacionados

CUEVAS DE BAJIL Y MOLATA DE LA FUENSANTA, SIERRA MORATALLA
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.