AGOUTI REFUGIO DE TILIBIT-N-TERKEDIT




Ighil M'Goun significa  "el brazo de los m'Gouna, haciendo referencia a la tribu autóctona que habitaba la región. Su cima principal  es la de Omsound con 4068, siento esta la máxima cota del gran atlas central. Este  es el cuarto pico más alto de la cordillera del Atlas (Después de Toubkal, Timzguida y Ouenkrim). Se encuentra en la región de Souss-Massa-Drâa de Marruecos. Y nosotros nos hemos acercado hasta el pequeño pueblo d Agouti para subir este poco conocido cuatro mil del medio atlas. 
El gran Atlas central se extiende  a lo largo de más de 200 km.  Pero esta región es de relieves más suaves comparándolo con el macizo occidental, sus pueblo conservan la esencia de antaño y sus moradores son de etnia Imazighen. 
Una pequeña expedición repartida en 4 jornadas. Primer día aproximación hasta Agouti. Segunda Jornada subida hasta el refugio de Tarkedit, tercera subida a la cima y regreso al refugio. Finalnalmente la cuarta jornada para regresar a Agouti. Ciertamente los tiempos son mejorables pero creo que no caben muchos recortes en días. Igual sería interesante algún día más. 
Aquí os dejo la información que hemos obtenido del viaje y nuestro própia experiencia, en Marruecos todo cambia rápidamente por tanto siempre comprobar albergues, refugios y sobre todo si están abiertos. Espero que os sirvan nuestras anotaciones. 

FICHA TÉCNICA:

FECHA: 29-05-2014 subida. 31-05-2014 bajada.
DISTANCIA: Subida al refugio 20.4 km Tramo completo ida y vuelta 39.8 km.
MODALIDAD: Senderismo. Aunque es posible que en los meses de invierno  la ruta esté toda nevada y requiera conocimientos y material de invernal.
DURACIÓN:  Subida al refugio 7:50. Ritmo muy tranquilo. Bajada 6:00. La subida es larga y tediosa, sumado a la altitud.
DIFICULTAD TÉCNICA: media-baja. No encontraremos ninguna dificultad técnica, es una senda muy bien pisada y sin ningún problema.
DIFICULTAD FÍSICA: Media-Alta. No deja de ser una ruta en la que el 95 % es subida y encontramos un desnivel de 1600 metros de subida, por tanto debemos ir muy tranquilo. A esto hay que sumarle el tema de la aclimatación, por tanto debemos llevar un ritmo de subida muy tranquilo.
ORIENTACIÓN: Es una ruta muy transitada y aparentemente la han marcado con rayas roja recientemente. No hay dificultad. Esta zona es muy frecuente, sobre todo en primavera y verano encontrar grupos haciendo un tretking por la zona.
TIPO DE VÍA: Senda ancha y pista de tierra.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año, aunque atención con los meses de calor, nosotros lo hemos realizados en Mayo y este año hace mucha calor..
EQUIPO NECESARIO: Chaqueta y pantalón de gore-tex, ropa térmica interior, forro polar, guantes, gorro. Gafas, protección solar y labial. Agua y comida para el avituallamiento. Crampones y  Piolet. Equiparos bien para evitar riesgos. En el albergue de Agoutí se pueden alquilar mulas (15 euros por día, debemos pensar que tienen que subir quedarse allí y bajar el día estimado). 
LA RUTA: Descárgate la ruta en Wikiloc.
RUTA FOTOGRÁFICA: Fotos Miguel
PUNTOS DE INTERÉS: El puente de Dios. Un fabuloso arco de piedra natural sobre el que se ha construido un puente. Parada obligada muy cerca de Demanet, donde tenemos un pequeño paseo de 15 minutos bajando a la base del río y cruzando por dentro del arco.



BIBLIOGRAFÍA: Mapa de Ighil Mgoun de la editoría Piolet.
DESNIVEL ACUMULADO: Partimos de 1774  metros en el  albergue de Agouti. La ruta nos lleva a pasar por el collao de Tarkedit a 3408 m. Finalmente desde este punto se bajan 600 metros hasta el plató donde está el refugio.  Tenemos un desnivel de 1600 metros. El track está unido la subida y la bajada, pero normalmente se hace primera jornada subida y la tercera para bajar. Hay que estar "muy en forma" para hacer subida a la cima y bajar hasta el pueblo.


INICIO DE LA RUTA: En nuestro caso, la compañía Rayan Air tiene un bueno Madrid- Marrakech (coste 60 euros sin maleta). Salimos a las 6 de la mañana de Alicante hacia Madrid con el Ave. Partimos de Madrid a las 10:00, sobre las 11  (una hora de diferencia horaria) estábamos en Marrakech. El viaje dura 2 horas. En Marruecos alquilamos un taxi en la misma puerta del aeropuerto (50 euros, moneda española), que nos dejó en un pueblo que se llama Demanet. Desde aquí hemos quedado con el resto del equipo para ir en coche hasta el pueblo de  Agouti.  Hasta Demanet se tarda 1:45 minutos desde el aeropuerto. Y otro tanto de Demanet hasta Agoutí, aunque este tramo ya es una carretera de montaña.


CRÓNICA:


Este es uno de esos proyectos que siempre están ahí en el bolsillo esperando el momento justo para salir y que se cumpla. El momento ha llegado y después de unir varios cabos que quedaban pendientes y sobre todo hilvanar los diferentes puntos de organización que requería este viaje. Hemos aprovechado un vuelo Alicante-Madrid y otro viaje que el maestro Moustache hacía por Marruecos, para completar este pequeño pero interesante proyecto.

Sobre las once llegamos Sico Rocadura y el que les escribe a Marrakech. Desde aquí teníamos dos opciones ir hasta la estación de autobuses y tomar uno que nos lleva a Demanet o negociar un taxi hasta el mismo pueblo. Finalmente y después de unos minutos de regateo conseguimos un taxi por 50 euros que nos lleva hasta Demanet. Se tarda cerca de dos horas de viaje (140 km) creo que en este caso merecía la pena pagar un poco más y  viajar solos en el taxi y que nos dejaran en un hotel.  Hasta el día siguiente no nos reuníamos con el resto del grupo que llevan varios días de tour  cuatro por cuatro por la zona.


Justo a la hora de comer llegamos al pueblo, nos tomamos un tiempo para comer, descansar y por supuesto comenzar el viaje con un te a la menta.
Una vez repuesto de energía comenzamos la búsqueda de hotel. En el mismo pueblo hay varios, nosotros hemos elegido uno muy sencillo pero con una cosa importante cuando llegamos estaba la mujer limpiando suelos y habitaciones. Cosa fundamental en Marruecos. El hotel se llama  Residence Marrakech (0671516339) no es gran cosa y los dueños no son muy simpáticos, pero por 12 euros la noche tampoco podemos pedir mucho más.


Está situado muy cerca del zoco y  parece reformado de hace poco tiempo, los otros dos que hay en el pueblo entramos en las habitaciones y salimos corriendo, no tenían ni las camas hechas.
Este pueblo está muy animado, tiene un mercado con mucho género y se puede comprar fruta, dulces, etc.

A las afueras hay tres o cuatro resort de muy buena calidad pero está situados a 4 kilómetros del pueblo y no hay un gran servicio de taxi. Por tanto la opción es la mas correcta y barata.
La primera sorpresa del viaje, justo al terminar la cena aparece el resto del grupo que esperábamos par el día siguiente, después de algunos cambios en su viaje deciden bajar directo a Demanet y con una gran sorpresa nos encuentran  en la plaza de Demnate, Luis, Toni, Bruno y Messie Moustache.
Una grata sorpresa, así a primera hora de la mañana podemos tomar dirección Agouti y gestionar algunas cosas que tenemos pendiente.


Nos repartimos en los coche y comenzamos la siguiente etapa, casi dos horas de viaje que separan Demanet de Agouti. Este último es un pequeño pueblo de Adobe que pasa la carretera y nos sirve de puerta de entrada al valle de Arous por donde subiremos al refugio.
Lo planificado era llegar a este albergue donde pasaríamos la noche y organizaríamos la marcha para el día siguiente. Desde mi punto de vista este es uno de los sitios más auténticos e interesante del viaje. Un estupendo hotelito con todas las comodidades y recientemente reformado.
Merece la pena por unos 15 euros tenemos cena y desayuno, puedo decir que muy bien presentado y de muy buena calidad. Recomendable 100 %.


Aquí gestionamos dos cosas que nos tenían algo preocupados la primera si el refugio estaba abierto, por suerte la respuesta fue afirmativa, el propio gerente del albergue (Jamal)  llamó para  anunciar nuestra subida y reservar cena y desayuno. Y la siguiente contratar dos mulas para subir el material.


Cada mula cuesta 13 euros el día. El tema es el siguiente si subes y estás dos días en el refugio hay que pagar los tres días más la manutención de los muleros. En total fueron 60 euros mulas y muleros tres días, realmente poco dinero si lo comparamos con transportar todo el material los 1600 metros de desnivel que hay que subir. 


A la mañana siguiente sobre las ocho hora española, comenzamos a caminar. Desde el propio albergue dejamos las mochilas que los dos muleros jóvenes van cargando en la mula y nosotros con una pequeña mochila para el agua y algo de comer comenzamos a caminar. Tomamos dirección izquierda  por la carretera y en pocos metros vemos una pequeña bajada que nos lleva a la zona de huerta del pueblo. 


Por esto caminos recorremos dos kilómetros entre manzanos y zona de huerta.  Esta es una de las zonas de mas vegetación en todo el trayecto,  dentro de poco la fisonomía del terreno se tornará árida y seca.


La zona de huerta nos deja en la otra parte  del cauce del río donde han proliferado las huertas. Aquí  vemos una gran explanada  y al fondo la entra al valle por donde nos dirigimos a una pequeña aldea.  En  este tramo encontramos una pista de tierra apta para todo terreno.


 Nos encontramos esta fuente por el camino.


La aldea se llama Ait Said, un precioso cortijo construido en adobe. Cruzamos el pueblo en el primer tramo pegado por un río y después por el centro. La gente nos mira algo extrañados, igual no entienden a que venimos a esta dura tierra. Un viaje al pasado, donde la gente se mueve y trabaja con mulas y las mujeres bajan al río para lavar la ropa. Todas esas historias que mis padres cuentan de cuando eran pequeños se pueden observar  sentándose un rato y contemplar la forma de vida lugareña.
Todo este tramo se puede evitar con el coche, podemos subir hasta este punto con el todo terreno y de esta forma te ahorras 4 kilómetros de subida. Es una opción pero los coche se quedan tres días sin vigilancia. No tiene porqué pasar nada pero igual a la vuelta no queda nada. Nosotros hemos preferido caminar 4 km más y que quedan guardados en el albergue.


Salimos de la aldea, siguiendo el cauce del río Arous, la senda va alternándose de un lado a otro del río.  Y dependiendo de la crecida de este debemos cruzar por un lado u otro. Finalmente vamos ascendiendo y llegaremos al último cortijo habitado que veremos.


Conforme vamos subiendo la  montaña muestra su cara más hostil, la zona de cultivo queda a bajo y la roca y el polvo se apoderan de la marcha. La crudeza de sus inviernos y las altas temperaturas del verano hacen de esta zona un lugar duro para vivir.


 Azib Ikkis, esta es la última aldea que nos encontramos,  algo de huerta pegada al río y mucho ganado parecen que son la fuente de sustento.


Aquí tan solo se puede llegar con mula o caminando.


Una tercera fuerte de ingresos va apareciendo, aquí hay un pequeño puesto donde podemos comprar algún refresco y descansar un poco. El calor ya hace rato que hace acto de presencia y nos queda la parte más dura todavía. Muchas expediciones  montan tienda en este punto y hacer esta jornada en dos días, pero bueno nosotros tenemos pensado hacerlo todo del tirón. 


Comienza la ascensión, a nuestra derecha continua la senda, dejando el cauce del río. Este tramo va tomando su inclinación mientras seguimos uno de los afluentes del río. 
Una pequeña parada en  un manantial  que hay justo antes de comenzar el tramo más intenso. Nos refrescamos un poco, comemos algo y comienza el turrón duro. 


La senda no presenta ninguna dificultad, todo está muy bien señalizado y tan solo debemos ir devorando el desnivel que nos queda hasta el collao de Takedit. 
Ya empezamos a ver los grandes macizos del Atlas y las moles de montañas que se suceden una tras otra. 


 Unas seis horas con dos paradas para comer hemos tardado en llegar al collao, el camino en el último tramo nos desvía hacia la izquierda en busca de un paso más suave para las mulas. Nosotros seguimos rectos para pasar por el propio collao Takedit. Es la misma opción ya va en gustos. 
Desde arriba una espectacular vista al plató donde está situado el refugio y toda la cordillera del Atlas central y los objetivos del días siguiente. 


Desde este punto nos quedan seiscientos metros de bajada, por una buena senda hasta el plató y unos 45 minutos de caminata entre burras y cabras hasta el refugio. Este tramo es de agradecer, llevamos unas cuantas horas y el cansancio más la altura van haciendo acto de presencia.



Por fin el refugio, hemos tardado 8 horas, yo pienso que se puede bajar al menos en una hora pero no merece la pena, el cuerpo se tiene que ir aclimatando poco a poco. Ahora la siguiente sorpresa, el refugio no está mal pero no está bien, jejeje. 
Nos hemos ganado un merecido descanso. En la próxima entrega mi opinión del refugio. 





Posts Relacionados

AGOUTI REFUGIO DE TILIBIT-N-TERKEDIT
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.