VIA FERRATA DEL PONOIG






El Ponoig uno de los tesoros de nuestra zona, guarda en su interior un vía ferrata con posiblemente las mejores vistas de la Marina Baixa.  Enclavada en el Paisaje natural del Puig Campana y Ponoig nos hemos acercado aquí, al ladito de casa, para hacer esta popular ascensión. Esta vía, aun sin terminar por falta de presupuesto, asciende la pared que se puede contemplar en la fotografía superior, pero queda todavía algún tramo por equipar hasta llegar a la cima geodésica. Encontraremos una bajada equipada con dos rapels de 25 y 30 metros para llegar nuevamente a los pies de la ferrata.
Después de meses buscando la oportunidad, perdiendo invitaciones para realizarla e intentando arrastras al maestro Sico para que nos lleve, finalmente mi hermano Kalleja, Marcos y el que les escribe se han animado a culminar esta  ascensión siempre perfectamente guiados por el Serpa Marcos G.
Una ascensión preciosa, donde es necesario tener conocimientos de subida por vías de este tipo y con el material necesario para minimizar los posibles riesgos. Espero que la disfrutéis pero siempre extremando las medidas de seguridad.




FICHA TÉCNICA:

FECHA: 19-05-12
DISTANCIA: 2.2 km (Distancia el parking donde dejamos el coche hasta la base de la escalera, imagino que la distancia en altura no la  contabiliza el gps.)
DURACIÓN: 3:00 horas (tiempo movimiento 1:30) Se necesita 30 minutos de aproximación y 15 min de regreso. El resto lo pasamos dentro del barranco.
MODALIDAD:  Via Ferrata.
TIPO DE RECORRIDO:  Ruta circular.
DIFICULTAD FÍSICA: Media. Es una actividad que requiere estar en forma y algo familiarizado con la escalada. No supone gran esfuerzo físico.
DIFICULTAD TÉCNICA:  Alta. Requiere por un lado conocimientos de estás actividades, tener experiencia previa, ir acompañado de profesionales o empresas preparadas para estos menesteres. conocimientos de técnicas de descenso, manejo de arnés, cuerdas, ocho, disipadores y técnicas de seguridad en montaña. Y por supuesto tranquilidad para caminar sobre los peldaños.
ORIENTACIÓN:   La parte de aproximación  que asciende hasta la base de las escaleras, es una senda muy pisada plagada de marcas amarillas. Una vez en la ferrata no tiene más que seguir los escalones. Terminada la subida,  debemos cruzar una pequeña pedrera por una senda bastante pisada y con unas flechas blancas que indican la aproximación hasta los dos rapeles de bajada. Este último te deja en la senda unos metros antes del inicio de la ferrata. Regresaremos por el mismo camino.
TIPO DE VÍA:  Pequeñas sendas, escalones de hierro.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año. En los meses de verano el calor puede ser muy agobiante. Atención con la humedad y lluvia, puede ser un factor peligroso para esta actividad.
EQUIPO NECESARIO: Zapatillas de tretking, dos cuerdas 60 y 70 metros (el rápel más largo tienes unos 30 metros), ocho o descensores, un cabo de anclaje o seguridad, fundamental una disipadora, casco, algo de comida y agua.
INICIO DE LA RUTA: Tomaremos la carretera de la Nucía a Guadalest,  en la segunda rotonda, justo al pasar la rotonda que indica "Mar Blau", subiremos a la izquierda en dirección a las paredes del monte,  una carretera asfaltada asciende entre urbanizaciones hasta un deposito de agua con un parking, aquí dejaremos el coche. Veremos un panel informativo de las vías ferratas.  Ahí dejaremos el coche, cruzaremos el barranco por una sendita y comienzan las marcas amarillas que nos llevarán en unos 20 minutos a la base de las escaleras.
LA RUTA: Descárgate la ruta para gps.
RUTA FOTOGRÁFICA: Mírame
DESNIVEL POSITIVO: Aquí os dejo el perfil de la ruta. El inicio de la ruta está en 400 metros, subiremos hasta 740 metros.



CRÓNICA:


Después de intentar subir la ferrata del Ponoig en múltiples ocasiones, siempre fallidas por diferentes motivos, hemos quedado Marcos, Los hermanos Kalleja y nuestro sherpa para esta ocasión Marcos García, para cumplir esta espina que tenía clavada.

Quedamos tempranito para aprovechar, ya hace bastante calor y ahí colgados en la pared a medio día se puede hacer muy pesado. También es importante madrugar para ser de los primeros en subir, esta actividad tiene muchos adeptos y si llevas un grupo con poca experiencia se puede hacer muy aburrida. A lo largo de casi toda la vía es complicado adelantar y se hace muy difícil avanzar.

El día comienza un tanto nublado, la noche pasada ha chispeado un poco y la humedad no es muy aconsejable para estas actividades.

Finalmente y después de alguna confusión con los helipuertos comenzamos a caminar sobre las 8:40, en poco más de 20 minutos estamos en la base. Una senda que asciende cruzando varios márgenes de antiguos bancales nos lleva justo hasta la pared del Ponoig. Este es un buen calentamiento porque entre las cuerdas, material nos activa para comenzar la actividad.




Para este día somos los primeros en subir, nos preparamos en un pequeño rellano que hay justo en el inicio de la ferrata. Algunas explicaciones técnicas, colocación de los mosquetones de la disipadora, aguardar a que el compañero que va por encima nuestra pase el punto de anclaje del cable y sin más dilación comenzamos la subida.

Como es normal unos poquillos de nervios cuando pruebas una actividad como esta, pero en seguida te das cuenta que es bastante segura, el avance no tiene complicación, aunque la tendencia natural del cuerpo es aferrarse a los escalones como si fueras a arrancarlos, pasados los nervios del comienzo, comenzamos a disfrutar de la ascensión. Con ritmo y protocolo mecánico vamos ascendiendo con algunas paradas para disfrutar de las vistas (eso sí un poco nubladas por el día).





Manteniendo la distancia de seguridad y sin perder de vista a los compañeros vamos ascendiendo por la pared, disfrutando de los retos que presentan los escalones para superarlos.  Incluso algún paso un tanto más desplomado nos hace disfrutar de esta diferente afición.




A mitad de la vía una paradita para hacernos una foto, comentar como va la progresión y disfrutar de algunos de los olores camperos más típicos.  Los brazos se van cargando un poco, pero más por la necesidad mental de estar bien aferrado que por las necesidades reales. Después de alguna foto seguimos avanzando. Conforme vamos subiendo las vistas se hacen más espectaculares.




A mitad de la vía una paradita para hacernos una foto, comentar cómo va la progresión y disfrutar de algunos de los olores camperos más típicos.
Los brazos se van cargando un poco, pero más por la necesidad mental de estar bien aferrado que por las necesidades reales. Después de alguna foto seguimos avanzando. Conforme vamos subiendo las vistas se hacen más espectaculares, entre los claros que nos dejan las nubes podemos disfrutar de las vistas de la Marina Baixa.
En poco más de una hora con muchas paradas, fotos, y risas hemos subida todos los peldaños, lo cierto es que no me he parado a contarlos.
Estos nos dejan justo a un lado del inicio de una pedrera, donde podemos observar que todavía queda pared para seguir ascendiendo. Por medio de esta pedrera cruza una senda y al fondo podemos ver una gran flecha blanca que nos indica el camino de vuelta.
Una parada técnica para disfrutar de las vistas, algo de fruta y comenzamos el regreso.
Una senda muy pisada que en cinco minutos aproximadamente nos deja en el primer rapel.


Utilizamos la cuerda de 60 para hacer el primer rapel de 25 metros, montamos la reunión y después de probar el nuevo sunt de mi hermano comenzamos a bajar.
Mientras termina de bajar el grupo ya los dos primeros van montando la segunda reunión para terminar de descender el segundo rapel este de unos 30 metros.  Sin ninguna complicación técnica,  este nos deja en una senda que retomamos de vuelta al coche.

Una actividad ideal para iniciarse en el mundo de la escalada, pero siempre acompañados de guías o expertos en estas materias.

Muchas gracias compañeros por la experiencia y ahora a por la siguiente. Espero que sea senderista que últimamente parecemos cabritas  solo buscamos paredes para trepar.


Posts Relacionados

VIA FERRATA DEL PONOIG
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.