IMLIL REFUGIO DEL TOUBKAL (NESTLER)





El pueblo de Imlil es internacionalmente conocido por ser la principal base de ascensiones a las cumbres más altas del Alto Atlas de Marruecos, así como a otros bellos itinerarios de alta montaña de su entorno. Su dedicación principal es la agricultura y la ganadería aunque en estos últimos años la población está muy  influida por los turistas montañeros.

Imlil se halla a 1.740 m. de altura y significa en lengua local algo así como “blancura” o “lugar blanco”, en referencia a la nieve que suele cubrir esta pequeña población y todo el valle del mismo nombre  durante los meses de invierno. Sus pobladores son fundamentalmente bereberes.
Podremos encontrar a la llegada al pueblo gran cantidad de guías de montaña y muleros que nos ofrecen sus servicios, llegando incluso a cansarnos por su insistencia. 
La gran importancia del turismo la encontraremos en  los dos refugios contruidos a las faldas del Toubkal. El primero fue remodelado en 2002, el ref. del Toubcak,  situado a una altura de 3.207 m., y edificado en el mismo enclave que el antiguo refugio anterior llamado “Neltner”, (por Louis Léon Charles Neltner (1903-1985). La gestión del C.a.f. para este refugio está desapareciendo, quedando en manos del guarda iBrahim. Y este ya nos ha anunciado la próxima ampliación del mismo.
Cercano a él a un nivel algo inferior, se inauguró en el 2006 el refugio del “Moufflon” de mayor capacidad y rivalizando con este último. Para acceder a ellos a pie desde Imlil o de los pueblos de su alrededor, se suele tardar de 4 a 5 h. aprox. en llegar.


FICHA TÉCNICA:

FECHA: 16-03-2012 subida. 18-03-2012bajada.
DISTANCIA: Subida al refugio 11.2. Tramo completo ida y vuelta 22.1 km.
MODALIDAD: Senderismo. Aunque es posible que en los meses de invierno  la ruta esté toda nevada y requiera conocimientos y material de invernal.
DURACIÓN:  Subida al refugio 4:30. Ritmo muy tranquilo. Bajada al Parking: 4:00
DIFICULTAD TÉCNICA: media-baja. No encontraremos ninguna dificultad técnica, es una senda muy bien pisada y sin ningún problema.
DIFICULTAD FÍSICA: media. No deja de ser una ruta en la que el 95 % es subida y encontramos un desnivel de casi 1500 metros de subida, por tanto debemos ir muy tranquilo. A esto hay que sumarle el tema de la aclimatación, por tanto debemos llevar un ritmo de subida muy tranquilo.
ORIENTACIÓN: La ruta está plagada de mulas, guías y turistas. Es una senda ancha muy marcada y no presenta ningún tipo de problema en la señalización. Aquí se estila también contratar guías aunque esto es completamente inecesario para subir al refugio del Toubkal.
TIPO DE VÍA: Senda ancha muy tranquitada.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año, aunque nosotros buscabamos una ascensión invernal.
EQUIPO NECESARIO: Chaqueta y pantalón de gore-tex, ropa térmica interior, forro polar, guantes, gorro. Gafas, protección solar y labial. Agua y comida para el avituallamiento. Crampones y  Piolet. Equiparos bien para evitar riesgos. Sobre todo informaros en el refugio del estado de la nieve para equiparos correctamente.
INICIO DE LA RUTA: En nuestro caso, la compañía Rayan Air tiene un bueno Valencia Marrakech (coste 100 euros con maleta de 15 kg). Salimos a las 7 de la mañana de Valencia y a las 8:15 (una hora de diferencia horaria) estabamos en Marrakech. El viaje dura 1:45 min. En Marruecos alquilamos un coche para recorrer los 70 km que separan la capital de el pueblo de Imlil. (alquiler 150 euros una semana). En una hora más o menos llegamos al pueblo. En nuestro caso el maestro Moustache había reservado un albergue bastante bien cuidado en unas casas que hay 5 minutos más arriba de Imlil. Esta pedanía se llama Achayn y el hotel Dar Adrar. Sencillo pero muy bien situado, unas vistas del Atlas increíbles, buena comida y la habitación no está mal con agua caliente (40 euros con desayuno incluido). Pues nuestra salida se realiza desde el hotel. Y en mi opinión casi que en el día con el mismo viaje se puede salir ya hacia el refugio, pero claro esto lo se ahora que ya lo hemos hecho.
 LA RUTA: Descárgate la ruta en Wikiloc.
RUTA FOTOGRÁFICA: Fotos Miguel
PUNTOS DE INTERÉS: Sidi Chamharouch, es una pequeña aldea situada a 2.300 m. Se encuentra a mitad del recorrido del refugio y da un perfecto servicio de avituallamiento, (bebidas y comestibles) y venden “souvenirs” a  montañeros. Cuenta con una gran roca pintada de blanco donde los  peregrinos  rinden culto y ofrendas alrededor de la gran piedra del Marabout Sidi Chamharouch, se trata de un supuesto Jin (Genio. El Islam reconoce los espíritus, tanto benefactores como malignos) benefactor al que se le atribuyen propiedades curativas a los enfermos con trastornos mentales y a las mujeres con problemas para quedarse encintas.
Telefonos y mail del hotel Dar Adrar:  http://www.daradrar.com/ / 002120668760165
BIBLIOGRAFÍA: Artículos Barrabés, wikipedia, Ascensíones al Toubkal, edt. Desnivel.
DESNIVEL ACUMULADO: Partimos de 1674  metros en el pueblo de Imlil, subimos hasta  3174 m. del refugio. Con un desnivel de 1578 m.



CRÓNICA:


Bueno pues este bonito proyecto comienza aquí en el aeropuerto de Marrakech. Después de  quedarnos el año pasado a las puertas de poder subir al Toubkal y varios meses de preparación, sobre todo del maestro Moustach que se ha gestionado gran parte del viaje, ya estamos aquí.

A las 4 de la mañana quedábamos para subir al aeropuerto de Valencia, desde allí sale un vuelo a la capital marroquí que nos deja a las 8: 15 hora local en Marrakech. Aquí ya había reservado el maestro, un coche de alquiler  con el que recorreríamos los 70 kilómetros hasta el pueblo de Imlil. Después de algunas dudas y equivocaciones por la costumbre de repetir topónimos en los pueblos marroquís,  en poco más de una hora estábamos en el pueblo.


Como es tradicional  la llegada a esta tierras trae consigo las bebidas y viandas típicas de la zona, te,  creeps y como no el delicioso talline que bueno después de unos cuantos ya no serán tan delicioso.
Las obligadas paradas para contemplar el atlas y los alimentos típicos de la zona. El plan era fácil, llegar a lo largo del día a Imlil. Este pueblo está situado a unos 1500 metros de altura. Pasaremos la noche allí y esto ya nos sirve de un pequeña acondicionamiento a la altura.
Nosotros hemos dormido en Achayn, una pequeña aldea a unos cinco minutos más arriba de Imlil. La verdad que el albergue Dar – Adrar, es tranquilo y muy bien de precio. Por tan solo 35 euros tenemos alojamiento, ducha caliente, desayuno y la verdad es que bastante higiénico. Desde aquí podemos disfrutar de unas espléndidas vistas del atlas nevado.


Ya en el pueblo el acoso es importante, nos venden guías titulados, hospedaje, mulas y todo el material que puede ser necesario. Nosotros nos hemos gestionado la ruta y ciertamente no tiene ninguna dificultad.




Con el tema de las mulas, finalmente en el propio hotel nos facilitó un mulero que por 12 euros (120 dh) nos sube las tres mochilas. Realmente no es muy necesario la ruta no es exigente físicamente, pero así nos reservamos para la gran subida. Y bueno si podemos contribuir con un poco de dinero al pueblo pues eso que se llevan.
Una buena tarde de relajación por el pueblo, paseos por las tiendas, te moruno (por cierto a precio europeo) y otro talline.
El plan es que el segundo día por esta tierra lo utilizamos para subir al refugio. Salimos pasada las 9, tenemos todo el día y no lo vamos a tomar con mucha calma. La única complicación de esta aventura por el atlas es la aclimatación a la altura y nosotros comenzamos la ascensión con mucha calma.



Una vez cargada la mula esta comienza la ruta, nosotros vamos tras ella a un ritmo cómodo. Aprovechamos para hacer fotos, comentar el paisaje y disfrutar de las vistas.

Tomamos una senda que nos lleva al último pueblo antes de llegar al refugio, este es Aremd, un precioso pueblo enclavado y perfectamente acomodado en la montaña. Desde aquí asciende progresivamente una senda que cruza los huertos y plantaciones de manzanos de la zona.



A lo largo de todo el camino encontraremos varios puesto de avituallamientos, la gente de la zona monta pequeños chiringuitos de cañas donde venden refrescos, agua y suvenir. Por tanto en la subida no hace falta nada de material. Podemos subir hasta el refugio dando un paseo de 11 kilómetros.





La primera parte de la ascensión será hasta Sidi Chamharouch, esta es una pequeña aldea, que queda desierta cuando desaparecen los turistas y que guarda los restos de un sabio marroquí. Este mausoleo lo conforma una enorme piedra pintada de blanco que resplandece a lo lejos.


Aquí nuestra primera parada, la hora del té moruno. Una parada cerca de las 12. Y nos encontramos con otros montañeros que hacen lo propio




Este pueblo está situado más o menos a la mitad del camino. Después de unos 20 minutos de parada, continuamos la marcha, ahora el paisaje se vuelve más montañoso. Apenas queda vegetación y la aridez de la alta montaña domina el paisaje.

Varios grupos siguen la procesión hacia el refugio. Todos guiados o escoltados por mulas hasta arriba de mochilas.

La inclinación constante y mantenida no cansa pero amansa y nosotros con un ritmo tranquilo estamos muy bien, la adaptación al medio es perfecta.



Última parada, una coca cola ha casi tres mil metros y encima fresquita. Si es que estos marroquís se lo curran mucho. La verdad es que nos lo estamos tomando muy tranquilo pero allá donde fueres haz lo que vieres y aquí el lema es “Prisa Mata”, así que sin prisa.


Finalmente sobre las 15 horas llegamos al refugio, la verdad es que sin el mochilón y con tantas paradas el esfuerzo ha sido muy liviano y estamos fuertes.

El maestro Sico está que se tira de los pelos hay un montón de cascadas y finalmente optó (por voluntad propia) de no traerse los arreos de escalada y claro ahora ya está negociando con los nativos el alquiler de material.




Como reflexión final queda el tema de los guías, realmente no hace ninguna falta el contratar este tipo de servicios, la ruta no presenta ninguna dificultad, es una gran senda muy transitada y sin ninguna dificultad técnica ni de orientación. De igual forma ocurre con las rutas que suben a las principales cimas. Si que es importante tener experiencia en estos medios. Pero si tengo que decir que el refugio del Toubkal está orientado ha estos grupos, los guías controlan las horas de comer, la cocina y son ellos los que cuidan, mejor dicho miman a sus clientes, quedando siempre en último lugar los freelans como nosotros. Yo no me quejo del trato que hemos tenido, este ha sido muy correcto pero si me doy cuenta que son los guías de esta zona los que se preocupan de sus clientes, les reservan las mesas para las comidas, les preparan todo y los llevan casi de la mano hasta el baño.

Como bien dice el maestro Moustach este es un cuatro mil fácil y da cabida a mucha gente que no está muy preparada para este tipo de actividades. Pero bueno la montaña está para el disfrute de todo el mundo y allí subimos todos en busca de saciar nuestras necesidades montañeras o domingueras, que más da. La carta está llena de posibilidades tan solo hay que elegir la que más le convenga a cada uno.

Posts Relacionados

IMLIL REFUGIO DEL TOUBKAL (NESTLER)
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.