TRAVESÍA PINET DE LA MARINA





Pues le ha llegado la hora a otra de mis aficiones, el nado en agua abiertas. Aunque este año lo tengo un poco abandando, la montaña me tiene muy absorbido, este domingo pasado día 18 por fin nadé la primera travesía de mi temporada.
En la playa del Pinet en Elche se celebró la IX Travesía a nado, El Pinet-La Marina. Con una distancia de 2000 metros nos bajamos a participar en la prueba siete amigos del club natación la Nucía.  Lo cierto es que ya echaba de menos estos madrugones y los nervios antes de la salida.
A las 6:30 suena el despertador y para arriba algo de fruta, unas tostadas y a las 7 habíamos quedado. En 45 minutos nos plantamos en la playa, yo creo que de las pocas veces que llegamos con tiempo de sobra.
Aunque estuvimos a punto de retrasarnos, nuestro chofer el gran Bander se encontró con un viejo amigo Guardia que casi nos para, amigo es que no se puede combinar esa gorra con ese bañador, cosa de colores ya sabes.
El marcaje de rigor y 400 nadadores (seguro que alguno más preparados para la salida). Durante el calentamiento la cosa se pone tensa, alguna medusa advierten que no nos confiemos.
Como siempre en la salida, sí, vamos juntos, ya sabes... etc. Finalmente salimos y todos con el hacha en la mano a ver quien  se da al resto. Los manotazos empujones de la salida y comienza la carrera.
Durante la prueba se nota que no he entrenado, los brazos muy pesados, me hacen que no esté a gusto, pero bueno tengo que seguir. Una medusa me roza el pecho y me recuerda que es el momento de apretar, le doy todo, ya veo la llegada, a ver que sorpresa tengo. A mi llegada me espera El gran Bander solo unos segundos (venga 30 segundos) antes que yo, el Buffi, la revelación de este año, nos ha sacado un minuto. Y en pocos segundos detrás llegan Chechu, Fabián y cerrando el grupo Carlos Pardo y como no mi incansable y duro (sobre todo por lo que ahora contaré) hermano Kalleja, aquí conocido como Coronel.
Un poco de fruta para reponer y con prisas de vuelta al coche. Un intento fallido de ayudar a un señor que había encallado el coche en la arena y de vuelta  en el gran bandermóvil.
Quizás el momento más tenso fue el regreso mi hermano muy excitado por todo lo acontecido fue abducido por Nacho Vidal y compartió con todos nosotros momentos inolvidables. Creo que tendré pesadillas durante varios días.
La primera jornada de natación de unas cuantas de este verano, que iré compartiendo con todos vosotros. Un saludo y a por la Escollera la semana que viene.

CLASIFICACIÓN:  Descárgartela en pdf

Posts Relacionados

TRAVESÍA PINET DE LA MARINA
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.